GUAYANA (Diario de Guayana).- Con el objeto de que el embalse San Pedro, el cual suministra agua potable a Tumeremo, tenga doble propósito, el Instituto Nacional de Pesca, conjuntamente con la Alcaldía Bolivariana del Municipio Sifontes, concluyó la “siembra” de 40 mil alevines de cachama negra, cuyo objetivo es apoyar la sustentabilidad agroalimentaria de los vecinos que se encuentran en puntos aledaños al citado embalse.  

 

El embalse San Pedro, ubicado en la vía que conduce a la selva de Bochinche, consta de 300 hectáreas de superficie acuática. En ocasión de fuertes lluvias, el embalse comienza a aliviar, por cuyos canales salen miles de peces los cuales son capturados y comercializados por vecinos de la zona.

El hecho de que el embalse ha sido un reservorio de agua para consumo humano con peces de numerosas especies, interesó a la alcaldesa Marlene Varas de Rivas, para solicitar al Ministerio de Agricultura y Tierras a través del Instituto Nacional de Pesca, el desarrollo de un programa de cría y así lo hicieron.

Según indicó el ingeniero Edys Perroni, director de Desarrollo Endógeno de la Alcaldía Bolivariana, las primeras evaluaciones hechas a los alevines liberados en el embalse, son excelentes.

Por su parte, Inapesca expresó que la “siembra” de los 40 mil alevines, corresponde a la implementación del proyecto sobre redoblamiento en los cuerpos de agua de uso público, para incrementar la producción pesquera y la producción de alimentos de alta calidad proteica para poblaciones aledañas, coadyuvando al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes.
Adaptación y vigilancia

El biólogo López y el agrónomo Eddys Perroni refirieron que la adaptabilidad de los alevines al medio del embalse está asegurado, ya que el mismo es habitado por numerosas especies, algunas de las cuales, usualmente los vecinos pescan para su dieta diaria.

Por su parte, el ingeniero Roberto Vargas, director de Hidrobolívar Sifontes, manifestó que es indispensable que cesen algunos efectos contaminantes que aún en mínima cantidad, afectan al embalse. Dijo que el consumo de agua en la ciudad proviene del embalse, por lo que debe evitarse que acudan personas a lavar carros y a otros usos que puedan causar daños.

Un programa vigilado

Los alevines de cachama negra fueron liberados en tres lotes de 10 mil cada uno. Inapesca y la Alcaldía de Sifontes tomaron las previsiones técnicas para asegurar el éxito. Erick Ríos, representante de la gerencia del citado Instituto, junto con el biólogo Pedro López, estuvieron al frente de la liberación de los alevines directamente en el agua del embalse. Los alevines echados al embalse provienen de estaciones piscícolas, certificando tamaño y estado físico.

El embalse

La alcaldesa Marlene Vargas de Rivas expresó que mediante un manejo apropiado como el que han comenzado a darle, el embalse puede perfectamente, cumplir el doble propósito como es suministrar agua para consumo humano y la cría de peces, haciendo la advertencia a los vecinos del embalse, que tienen prioridad pero deben esperar que los animales echen cuerpo y puedan ser pescados. Eso será dentro de un año. Con respecto a la pesca, esta debe ser manual y los que la aprovechen, tienen también que convertirse en guardianes del embalse y de los peces, quedando prohibida la utilización de cualquier tipo de químico para la pesca

Fuente: http://www.eldiariodeguayana.com.ve