COQUIMBO (Diario el Día).- Según los actores de la industria, los peruanos han ganado espacios ofreciendo un molusco de similar calidad al nacional, pero a precios más bajos. Los productores locales aseguran que la caída del dólar también les ha jugado en contra.

 

Pese a que hace algunos años el ostión era catalogado co¬mo uno de los productos estrella de la Región de Coquimbo, hoy se sostiene que el molusco atraviesa por una crisis.

La situación no deja de ser preocupante si se considera que -segun información del director regional de Sernapesca, Euge¬nio Bruce- este producto significa un tercio del PIB pesquero de la zona y que en el 2006 se obtuvieron retornos cercanos a los US$ 20 millones.

El principal motivo de esta situación es la fuerte arremetida de los productores peruanos en este mercado, cuyo principal comprador es Francia.

Según Bruce, Perú ofrece “básicamente el mismo ostión, pero han entrado con precios bastante más bajos de los que ofrece la industria nacional”.

De acuerdo con el personero, hasta el año pasado, el valor de los ostiones locales oscilaba entre los 12 y los 15 dólares por kilo; mientras que el pe¬ruano se está comercializando en torno a los US$ 8.

En tanto, el gerente de la Sociedad Comercial Bahía Tongoy, Roberto Robledo, afirma que sus pares peruanos tienen ventajas que favorecen su performance internacional.

“Explotan mucho ostión de bancos naturales, tienen costos de producción más baratos y tienen menores exigencias laborales que nosotros”, sostiene.

Robledo dice que hay otro factor que ha contribuido a obstaculizar el panorama para los productores locales: La caída del dólar.

“Esto nos perjudica porque los retornos que recibimos tiene mu¬cho menos valor que lo que obteníamos hace 4ro años”, afirma.

Fuente: http://www.diarioeldia.cl