MAULLÍN (Conapach).- Unos sesenta algueros de la décima región se reunieron en la sede de la Federación de Algueros de la Rivera Norte de Maullín en la Décima Región, el pasado 15 de noviembre,  en un ampliado para llevar a discusión los problemas que los afectan derivados del bajo precio que tiene hace tiempo el pelillo.

 

El bajo valor que el recurso tiene y poca compra  argumentado por las empresas por un sobre stock, son los motivos de una crisis social que los tiene en la desesperación. Los trabajadores del mar tienen que pagar deudas que no alcanzan a cubrir con los pocos recursos que captan del cultivo y extracción de algas. Deudas con los Bancos y financieras los tienen hasta el cuello, ya que las entidades financieras no perdonan a la hora de vencerse los plazos.
 
Por otro lado los preocupa una enormidad la caducidad de concesiones por el no pago, tramite al que han tenido que apelar no antes sin conseguir dinero para saldar la deuda con el Estado.
 
Muchos de los hijos de estos trabajadores han tenido que dejar sus estudio ya que los socios no cuentan con recursos,  muchas veces, ni para comer, y por lo tanto mucho menos para pagar los aranceles de los estudiantes.
 
Víctor Águila dirigente de la Federación Rivera Norte, indicó que “es una situación muy grave por los valores muy bajos, con anuncios de seguir bajando, por parte de los dos poderes compradores, los diferentes precios en las caletas de la región desde 15 pesos y no superando los 20 pesos por kilo de alga verde nos tienen en la inestabilidad, Estamos de brazos cruzados”
 
Según el dirigente la autoridad regional se comprometió a desarrollar un proyecto consistente una planta de secado de algas, la cual podría quedar entre Chiloé, Calbuco, Coihuín y Piedra Azul lo que beneficiaría a un millar de trabajadores del recurso y mejorar la calidad y  precio del producto, y exportar directamente, y así mismo superar en parte la crisis que desde hace treinta años sufren los algueros.
 
Más de doce mil trabajadores se están viendo afectados en la región que están vinculados directamente con el sector alguero. Esto también requiere de un inmediato catastro por parte de la autoridad regional para determinar con exactitud los focos de mayores problemas sociales.
 
Como en toda crisis de valor de producto, lo primero que aparece es el fantasma de la pobreza. Myriam Velásquez presidenta del sindicato Estrella del Mar de Chanhue, Rivera Norte, indicó que “no hemos entregado algas desde Septiembre, ya que no hubo compra. Yo tengo tres hijos estudiando como gran parte de las 27 socias de nuestro sindicato, en su mayoría mujeres”.
 
“Nuestros hijos dependen de lo que nosotros hacemos, si nosotros no generamos recursos ellos no pueden seguir estudiando” comentó emocionada la mujer agregando que “además muchos socios se encuentran enfermos, necesitan medicamentos y atención, si no hay compra no se generan recursos (…) esto ha generado una tremenda crisis social ya que no poseemos otra entrada de recursos, ahora estamos consumiendo nuestros ahorros”. La mujer hizo un llamado a la presidenta Bachelet, para que favorezca a los hijos de los trabajadores con alguna beca para poder seguir estudiando.
 
La presidenta de la federación de algueros de Rivera Norte Zaida Zurita, comentó que “Esperamos llegar a un acuerdo en la mesa que sostendremos la próxima semana en la intendencia” Acotó que “a los  acuerdos a que se llegó por parte de los productores en este ampliado son a levantar el paro a comenzar a entregar y reanudar los trabajos. “Yo me comprometí con el empresario de acá de Maullín para que se destinen al menos ocho camiones de transporte del producto para Rivera Norte” indicando tener mucha confianza que se conseguirán, ya que es  mucho tiempo que no se cosecha. “Tenemos en mente un precio que es cincuenta pesos por kilo de pelillo, que es un precio prudente y razonable y seria bueno que no baje de esto”, sostuvo.
 
Felipe Ojeda, presidente de la asociación gremial Algas Chile indicó que  “el precio del pelillo verde no alcanza para cubrir los gastos, ni nuestras deudas. Tenemos mas de 400 concesiones caducadas por no pago. Los casi doce mil trabajadores de este rubro divididos entre asociados y no asociados y grupos indígenas, de estos el 45% son mujeres y el 55% son hombres sufren de la misma problemática.
 
El día martes o jueves de esta semana se sostendrá una reunión entre productores, gobierno regional encabezado por el intendente de la región de los Lagos, Jaime Bertín y representantes de las dos empresas compradoras Algas Marinas y Proagar, encargadas en su mayor parte de ponerle precio de compra y  decir cuando y cuanto se comprará.
 
En esta reunión se discutirá mejorar el precio y contraer un compromiso en este valor.  Así mismo los algueros a  entregar un producto de calidad. Se le solicitará al intendente entre otros puntos, su apoyo para captar nuevos compradores directos a nivel mundial  en los más de 40 países que consumen algas, para elevar la demanda y poder mejorar el valor del recurso pelillo.  
 
Ojeda manifestó que frente al no acuerdo o indiferencia de los integrantes de la mesa saldrán a la calle a manifestarse ya que el sector ya no resiste, “quizás así llamamos la atención de las autoridades y de quienes compran el producto” sentenció el dirigente.

Fuente: http://www.conapach.cl