COQUIMBO.- El jueves se realizó en la Sede Coquimbo de nuestra Universidad, la ceremonia de clausura del Proyecto FONDEF AQ04I1018 “Capacidad de Investigación y Desarrollo de nivel mundial para la producción acuícola: Alimentos balanceados para especies exportables”, ejecutado por el Departamento de Acuicultura de la Facultad de Ciencias del Mar.

 

Esta iniciativa busca generar alimentos para asegurar la competitividad internacional de productos existentes, como abalón rojo y japonés, o en desarrollo, como cojinoba del Norte y rana chilena.  
 
Esta investigación fue una de las seleccionadas el 2004 por el Programa Hacia una Acuicultura de Nivel Mundial, HUAM, del FONDEF, que aportó un monto de  175 millones de pesos, suma que representa la mitad del costo total del estudio. La ejecución de esta investigación estuvo encabezada por el Director General del proyecto, Dr. Juan Enrique Illanes, y el Director Científico del mismo, Dr. Pedro Toledo, ambos de la UCN. El trabajo desarrollado en estos últimos tres años contó con la colaboración de un equipo multidisciplinario de la UCN, como también de la Universidad de La Serena y del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas, CEAZA.
 
La clausura del proyecto estuvo centrada en la entrega de los principales resultados de esta iniciativa, entre los que se cuentan el establecimiento en la UCN de un moderno laboratorio de análisis proximales, que permite determinar los requerimientos nutricionales de especies en cultivo y realizar análisis de materias primas potencialmente utilizables en alimentos para la acuicultura. Paralelamente, se concretó la instalación de un laboratorio de elaboración de dietas a escala piloto en la Universidad de La Serena.
 
Además, con la información científica recopilada y el aporte del conocimiento y experiencia del grupo de trabajo, se logró formular y elaborar dietas balanceadas, sujetas a la generación de publicaciones y patentamiento, tanto para las dos especies de abalón introducidas en Chile, como para la cojinoba del Norte y la rana chilena, ambas especies endémicas.
 
Asegurando suministros
La idea de este proyecto surgió frente a la inquietud ante un escenario que muestra que, a excepción del salmón, producto ya desarrollado y maduro en los mercados mundiales, los productos acuícolas chilenos presentan severas limitaciones debido a la carencia de dietas balanceadas diseñadas para lograr tasas óptimas de crecimiento y engorde que aseguren su competitividad.
 
Por ello, el Director Científico del proyecto, Dr. Pedro Toledo, no oculta su satisfacción al relatar que los resultados preliminares de las dietas para el caso del abalón japonés y abalón californiano muestran que “es posible reemplazar en un 100% las algas como el alimento natural de estas especies con las dietas elaboradas, obteniendo supervivencias superiores al 94%. Las tasas de crecimiento en longitud obtenidas fueron de 0,27 % mes-1 para el abalón japonés y 0,14 % mes-1 para el abalón californiano. Esto resulta fundamental si se considera que el suministro de alimento representa un aspecto crítico para el futuro del cultivo del abalón en Chile”.
 
Tras once meses de experimentación, los resultados del proyecto “Alimentos balanceados para especies exportables” fueron obtenidos en pruebas realizadas en la empresa San José, empresa asociada a esta iniciativa, y en el centro de cultivo de abalones de la UCN. “Por tanto”, señaló Juan Enrique Illanes, “podemos decir con propiedad que hemos validado las dietas de las dos especies de abalón en ambos sistemas de cultivo”.
 
Colaboración ciencia – empresa
En el marco de este proyecto se realizaron pasantías de investigación, en México y España, para conocer técnicas de análisis tanto de aminoácidos como de ácidos grasos. En el ámbito académico también presentados los resultados del proyecto en tres importantes eventos a nivel internacional, y además se efectuó el taller “Relevancia de la nutrición en la acuicultura: el género haliotis”, con la presencia de investigadores de la UCN, la ULS y la Universidad Autónoma de Baja California, México. La ejecución del proyecto permitió asimismo la incorporación de 4 alumnos de pre pgrado y uno de postgrado de la UCN, y un estudiante de pregrado de la UABC, Ensenada, México.
 
“Estos importantes resultados no se habrían logrado sin el entusiasmo, disposición y cohesión del grupo de trabajo que participó en el proyecto, donde se incluyen investigadores de alta relevancia internacional, académicos de la UCN, la ULS y el CEAZA, personal de apoyo, técnicos y alumnos. Sin ellos no habríamos logrado concretar este gran desafío”, señaló Illanes, director general del proyecto, destacando al mismo tiempo y de manera especial el fundamental aporte de las empresas involucradas en el proyecto; Algas Marinas S.A., Algamar,  Chañar Blanco S.A., Acex S.A., Pesquera San José S.A. “Resulta crucial señalar que las empresas socias del proyecto aportaron materias primas locales para la elaboración de las dietas, muchas de las cuales no tienen valor comercial y se consideran subproductos de la industria acuícola, lo cual aumenta la relación costo beneficio de los productos del proyecto”.    
 
Transferencia tecnológica, el paso siguiente
Si bien el cierre del proyecto “Alimentos balanceados para especies exportables” representa haber alcanzado las metas planteadas en esta investigación, queda ahora el desafío de transformar esta experiencia piloto en una estrategia de amplio alcance.  Por ello, Juan Enrique Illanes invitó a las empresas dedicadas al cultivo de abalón - 16 instaladas en el norte y 15 en el sur del país - a participar del proceso de transferencia tecnológica de los productos obtenidos por este proyecto.
 
En este punto, precisó que la Universidad Católica del Norte está actualmente abocada a salvaguardar la propiedad intelectual de los productos y resultados obtenidos de proyectos de I+D (Investigación y Desarrollo), y en este contexto “tanto los productos tangibles como el know how adquirido durante la realización de este proyecto, han iniciado el proceso para lograr un adecuada protección de nuestros resultados”.     
 
El apoyo de FONDEF
El desarrollo productivo generado por nuestra Facultad en forma pionera, destacó Illanes, se ha hecho extensivo a nuevos recursos como los abalones, “que ya ocupan un lugar prometedor a nivel nacional con alrededor de 16 empresas creadas en el norte y 15 empresas en el sur, motivando un reconocimiento internacional de nuestro país en el cultivo de este valioso recurso, gracias a muchas instituciones involucradas, entre las cuales destaca el FONDEF, que está jugando un papel clave en la generación de nuevas y cada vez más efectivas actividades productivas”.
 
El esfuerzo económico del gobierno aplicado a través del FONDEF al desarrollo acuícola chileno, agregó el académico, “ha sido enorme en los últimos años y tiene un impacto fundamental en la promoción y creación de actividades productivas, al mismo tiempo que fomenta el desarrollo de la investigación aplicada y el crecimiento de grupos de trabajo especializados en las universidades en temas claves para el desarrollo del país”.

 

Fuente: Boletín UCN