OTTAWA.- La fortaleza del dólar canadiense, el incremento de los costos del combustible y la competencia mundial son solo algunos de los desafíos que hacen frente la industria de la pesca y acuicultura del Atlántico, un sector que emplea a más de 67 000 personas y con un valor de exportación de $2.96 millones.

 

El Atlantic Council of Fisheries and Aquaculture Ministers (ACFAM) se reunieron en Ottawa para afrontar estos desafíos y tomar acciones en otros temas importantes que enfrenta la pesca en el este de Canadá.

“Trabajando juntos, podremos afrontar mejor los desafíos nuevos y emergentes de este importante sector económico” dijo Loyola Hearn, Federal Minister of Fisheries and Oceans  y co-presidente del encuentro.

“La industria de la pesca y acuicultura de isla Prince Edward realiza una contribución significativa a la economía provincial y nuestro objetivo es incrementar esto en los próximos años” dijo Allan Campbell, Prince Edward Island Fisheries and Aquaculture Minister. “Nosotros debemos trabajar juntos con nuestros colegas federales y provinciales para trabajar los temas y oportunidades en la pesca. También debemos asegurarnos que nuestras líneas de comunicación estén totalmente abiertas a los pescadores, acuicultores y procesadores”.

Los ministros resaltaron la importancia de tener un enfoque integrado para administrar el sector pesquero que incluye a todos los actores en la cadena de valor de los alimentos de origen acuático, particularmente con los productores y procesadores. Ellos acordaron seguir este enfoque integrado a través de Oceans-to-Plate.

El reconocimiento de que un enfoque Atlántico para la comercialización podría complementar los esfuerzos provincial y territorial. Los ministros establecieron un grupo de trabajo federal-provincial-territorial para ser liderados por Quebec. Este grupo de trabajo tiene la tarea de explorar oportunidades para la comercialización estratégica los productos de origen acuático, analizando las tendencias de los mercados internacionales, mejorando la coordinación entre los esfuerzos comerciales y los productores, y accediendo a fondos adicionales de otras fuentes. El grupo de trabajo presentará sus recomendaciones a los ministros en el próximo encuentro de la ACFAM a inicios de 2008 en Nova Scotia.

Los ministros resaltaron el tremendo potencial de la acuicultura y acordaron trabajar para que la industria de la acuicultura en Canadá alcance todo su potencial. Para lograr esto, ellos reconocen la necesidad de armonizar el marco regulatorio y mejorar el proceso de aplicación para áreas, mientras que se protege el ambiente y las poblaciones de peces.

Fuente: DFO-MPO