LIMA.- El presidente de la República, Alan García, confirmó hoy que su gobierno presentará un proyecto de ley para que la reinversión de utilidades en actividades que generan valor agregado y mayor mano de obra, como la acuicultura, paguen una menor tasa de Impuesto a la Renta.

 

Explicó que el Estado quiere cobrar 30 por ciento de impuesto por las ganancias, pero al mismo tiempo tiene que promover el inicio de actividades nuevas y difíciles y en las que no hay ganancia de inmediato.

"El error sería querer cobrar todo desde el inicio pues eso mataría la gallina de los huevos de oro en su nacimiento", precisó en el capítulo "Nuevos procedimientos para fomentar la inversión" de su artículo "Receta para acabar con el perro del hortelano" publicado hoy por el diario El Comercio.

En ese sentido, anunció que el proyecto de ley establecerá un calendario plurianual de reducción del impuesto a la reinversión de utilidades en metalurgia con generación de empleos. Por ejemplo, tasas de 25, 23, 20 por ciento, etc., lo mismo que "puede hacerse con la joyería en un país de finos orfebres como el Perú".

También consideró que, con el mismo objetivo, debe procederse a una amplia exoneración impositiva para la maricultura y la acuicultura porque "invertir en el mar para instalar jaulas y balsas o invertir en lagunas a 4,000 metros de altura para la crianza artificial de truchas y ranas resulta heroico".

"Es diferente a la seguridad burocrática o a la de una industria sobre la tierra, pero el perro del hortelano pretenderá siempre cobrar mucho a una difícil actividad que aún no ha surgido", opinó el jefe del Estado.

Destacó que en el Perú existen proyectos de miles de micro represas para retener el agua y algunos cientos puede construirlos el Estado, sin embargo, no podrá hacer los miles de proyectos propuestos porque al mismo tiempo debe hacer carreteras, educar, dar salud y agua potable.