(Pesca2).- Fracasa la impugnación presentada por la Confederación Intersindical Gallega (CIG) ante la Audiencia Nacional en contra del Acuerdo Colectivo Marco para la Acuicultura Marina Nacional y se corrobora su validez y la idoneidad de sus contenidos.

 

En estas fechas se cumple un año desde la firma por parte de UGT, CCOO y APROMAR del primer Acuerdo Colectivo Marco para la Acuicultura Marina Nacional. Este acuerdo, pese a su rápida y amplia implantación en las empresas del sector de la acuicultura y los beneficios derivados para los trabajadores y para las empresas, fue impugnado el pasado mes de mayo ante la Audiencia Nacional por la Confederación Intersindical Gallega (CIG). El motivo aducido por esta organización era su interpretación de que el Convenio Nacional negaba la posibilidad a un acuerdo regional en Galicia.

Después de un proceso complicado, en el que ha jugado un papel decisivo el abogado de APROMAR D. Jorge Abril, por fin ha tenido resolución este conflicto y de forma favorable para el Convenio en vigor. El fundamento de la resolución ha sido el irremediable reconocimiento explicito ante la Audiencia Nacional por parte de la CIG de que la naturaleza del Convenio Nacional es de mínimos y que no supone obstáculo alguno a que mediante negociaciones en ámbitos regionales se puedan alcanzar acuerdos que mejoren lo dispuesto en él.

A partir de este momento no queda más que esperar que este Acuerdo Colectivo Marco para la Acuicultura Marina española, que tantas expectativas ha creado, se relance teniendo una larga y fructífera travesía dentro de las relaciones laborales de las empresas del creciente sector de la acuicultura marina.

Este primer Convenio Colectivo Marco para la Acuicultura Marina es de aplicación en toda la acuicultura marina española –tanto para instalaciones en el mar como en tierra- y estará en vigor por lo menos hasta el 31 de diciembre de 2008. Existe una Comisión Paritaria integrada por UGT, CCOO y APROMAR, que supervisa el cumplimiento del convenio, resuelve consultas, analiza posibles mejoras y desarrolla proyectos formativos para los trabajadores del sector a todos los niveles.

La firma de este primer Convenio Colectivo Marco supuso un importante paso adelante en la consecución de la madurez de este sector. La acuicultura marina es un creciente motor económico en muchas costas de España y se consolida como fuente de empleo estable y de calidad. El disponer de un Convenio Marco era una necesidad tanto para los trabajadores como para las empresas, y así lo han entendido también los sindicatos UGT y CCOO que han mantenido desde el primer momento ante APROMAR una posición constructiva y positiva.

Fuente: http://www.pesca2.com