Una masa de medusas venenosas devastó la población de salmón orgánico que venía siendo criado frente a la costa norte de Irlanda. ¿Esta es una señal del calentamiento global, sobrepresca o solo  el movimiento natural de las mareas?

 

Los biólogos marinos están realizando investigaciones para explicar los ataques de las medusas que destruyeron toda una población de salmón en el norte de Irlanda.

La granja, que es administrada por Northern Salmon Co. Ltd., sufrió un masivo e inesperado ataque de medusas. Los dueños de la empresa indicaron que ellos no tenían con que defenderse del ataque de las medusas, y que causó el inusual enjambre esta aun en debate.

Una asunto de escala

Aun los biólogos marinos, que creen que los enjambres se presentaron naturalmente, se sorprendieron por la escala. Hasta ahora, los expertos creían que las aguas de Irlanda y Bretaña eran muy frías para esta medusa en particular.

La malva punzante Pelagia noctiluca típicamente hábitat en el Mediterráneo. En el verano de 2007 los enjambres nadaron frente a España y el sur de Francia, y en el 2006 ellos infestaron las aguas de Italia. Sin embargo, el veneno no mata a los humanos; esto solo quema la piel.

Las medusas no son lo suficientemente fuertes para nada en contra de la marea, y cualquiera que moleste sus tentáculos son picados.

Muchos científicos consideran que el enjambre sin precedentes de medusas del Mediterráneo en las aguas del norte de Irlanda es una señal del calentamiento global. La frecuencia de malva punzante en el Mar del Norte, de hecho, se viene incrementando en los últimos 10 años.

Fuente: Spiegel