Matlalpa (El Golfo). Con un presupuesto inicial de tan sólo 182 mil pesos, aportados por el gobierno municipal de Xico y la comunidad de Matlalapa, la Universidad Veracruzana (UV), a través de la Dirección de Vinculación General y la Facultad de Biología, ha disparado la economía de los habitantes de esta región con la Granja Acuícola Comunitaria de Matlalapa, municipio de Xico, Veracruz.

Juan Gaudencio Barrera Herrera, académico de la Facultad de Biología, explicó que la intención de este proyecto, concebido desde 1996 y puesto en práctica en 2004, es mejorar la calidad de vida de la comunidad a través del acceso a proteína de alta calidad con la reproducción de trucha arcoiris, de la que se abastece a toda la región, así como apoyar la conservación del agua, ya que la utilizada para el proceso atraviesa por un minucioso proceso de repurificación.

 

“Intentamos relacionar el conocimiento científico generado en la UV con los saberes tradicionales de los habitantes que conocen sus recursos. En un principio los académicos asesoramos a los productores. Ahora están participando alumnos de nuestra Facultad como prestadores de Servicio Social o tesistas”, añadió.

 

El asesor de productores comentó que la Facultad ha brindado el apoyo técnico enseñando cómo manejar el producto, cómo inducir la reproducción, cómo incubar lo huevecillos, en qué momento pasarlos a los estanques hasta que ya los puedan sacar como alevines (crías de cinco centímetros aproximadamente), o bien, manejarlos para que ellos los engorden y posteriormente los puedan comercializar o utilizar como reproductores.

 

“En toda la región no hay granjas que se dediquen a la reproducción de truchas, hay las que están dedicadas únicamente a la fase de engorda, pero no trabajan en la producción de alevines. De ahí que nuestra idea sea que Matlalapa se convierta en abastecedora de este producto en toda la zona del Cofre de Perote: Xico, Coatepec, Rancho Viejo y el mismo Perote”, explicó Barrera Herrera.

 

Para el académico, la labor de vinculación que realiza la UV con el sector campesino y rural es de gran valor porque el conocimiento empírico de la población se complementa con el saber académico: “Se trata de familias que se dedicaban a la agricultura y que conocen muy bien sus recursos. Ahora la universidad apoya a seis familias completas, más de 30 personas que se benefician directamente de esta actividad”.

 

Asimismo, con este tema de la incubación y reproducción de trucha se ha generado ya una tesis profesional: “Como también se está buscando darle una mejor calidad al agua, un alumno de Biología está haciendo una tesis sobre el manejo de filtros mecánicos, a base de arenas y gravas que están ayudando a retener los sólidos disueltos que vienen en el agua”.

 

Fuente: http://www.elgolfo.info