SANTIAGO.- La Consellería de Pesca y Asuntos Marítimos y la Universidad de Santiago de Compostela (USC) están trabajando en la elaboración de un mapa de patologías que afectan a los peces de la producción acuícola marina, que servirá de base para el diseño y la creación de una red de vigilancia epidemiológica.

 

Así lo determina un convenio de colaboración firmado entre las dos instituciones, en la que se establece las condiciones por las cuales regirá la cooperación entre la Consellería de Pesca y de la USC.

El protocolo regula el primer año del subproyecto: “Caracterización y estandarización de las condiciones de sanidad animal en acuicultura marina: creación de mapas epidemiológicos y elaboración de estrategias para el diseño de una red de vigilancia epidemiológica” enmarcado en el Plan Nacional de “Gestión Sanitaria”. Esta acción fue aprobada en la 61ava reunión de la Junta Asesora de Cultivos Marinos (Jacumar) y conto con la participación de Andalucía, Cataluña, Canarias, Murcia e Galicia. El objetivo es adaptar un ordenamiento jurídico español a la nueva Directiva Comunitaria, relativa a los requisitos zoosanitarios de los animales y productos de la acuicultura, así como la prevención y control de ciertas enfermedades de los animales acuáticos.

El subproyecto obedece al hecho de que la sanidad animal tiene una relevancia cada vez mayor en la gestión de las empresas de acuicultura. Por esta razón, se realizara un muestreo de las especies acuícolas, de ejemplares de las mismas variedades obtenidos en el medio natural y de una serie de especies silvestres que frecuentan las inmediaciones de las piscifactorías.

El objetivo último es poner a punto la infraestructura necesaria para establecer, de forma permanente, las redes de vigilancia epidemiológica mediante la dotación de equipos y la preparación de personal técnico. En este contexto, se abordaran las principales enfermedades infecciosas de los peces utilizados en la acuicultura marina, siendo de especial importancia el de resaltar los problemas de sanidad animal que afectan únicamente a la producción de las especies cultivadas.

Esta evaluación sobre ejemplare piscícolas, y paralelamente sobre especies del medio natural, supone un estudio pionero en toda España, que permitirá valorar las posibles interacciones entre las instalaciones y la fauna ictícola local. Para el establecimiento de la red de vigilancia es fundamental el apoyo de los laboratorios de diagnostico para el procesamiento de las muestras procedentes de los peces, como es el caso de la Unidad de Ictiopatología - Sección de Virología de la USC.

Además, la información para la creación de la red de vigilancia se obtendrá a partir de la elaboración de un mapa de las enfermedades presentes en los peces procedentes de la acuicultura marina. Esta herramienta constituirá un instrumento científico para la gestión de la política sanitaria por parte de las administraciones, a la vez que servirá de base para la planificación de los futuros sistemas de control.

Fuente: Xornal