(Diario Financiero).- Pese al interés de Mainstream, filial de la noruega Cermaq, por adquirir Salmones Unimarc, las negociaciones fracasaron definitivamente. Francisco Ariztía, presidente de Mainstream América, confirmó brevemente el desenlace reconociendo que las conversaciones “terminaron sin éxito”.

 

Las compañías tuvieron su primer acercamiento a finales de octubre. Según cercanos al proceso, Mainstream, cuarta compañía del sector a nivel local, fijó como plazo máximo el viernes pasado para cerrar el acuerdo.

Hasta últimas horas del jueves sus ejecutivos esperaron el pronunciamiento de la firma de Francisco Javier Errázuriz, sin obtener la respuesta que esperaban.

Con ventas cercanas a los US$ 180 millones, Mainstream puso atención a la operación de Salmones Unimarc debido a los permisos con que ésta cuenta y a la cercanía entre sus respectivos centros de cultivo, lo que generaría varias sinergias.

El mismo Ariztía había señalado que “es una compañía extremadamente atractiva para nosotros. Es probablemente la firma con mejores permisos de Chile”.

La venta de la compañía, que en 2006 obtuvo ingresos por aproximadamente US$ 40 millones, le permitiría a Errázuriz pagar pasivos con el State Street Bank.

El ex senador declaró que su intención era cubrir lo que no alcance a cancelar con la suma que obtenga por el traspaso de los activos de Supermercados Unimarc al grupo Saieh.

En los más de 30 días que duraron las negociaciones, Errázuriz salió en un par de ocasiones a corregir los comentarios del mercado y aclaró que la operación no estaba a punto de cerrarse y que no pedía US$ 100 millones por su compañía, como había trascendido.

El empresario no mencionó en este período ningún precio, aunque en su entorno estimaron que el valor de la firma, por su nivel de activos y permisos, era cercano a los US$ 140 millones.

Controlada, en parte, por el Estado noruego, Cermaq es la segunda mayor productora mundial de alimentos para peces y se encuentra entre los mayores productores de salmones y de truchas del planeta. También tiene presencia en Canadá y Escocia.

Desde hace tiempo está viendo alternativas para crecer en nuestro país. De hecho, a comienzos de este año, intentó fusionarse con AquaChile, controlada por las familias Puchi y Fischer. En esa ocasión, tal como ahora con Unimarc, la firma sólo dijo que el diálogo terminó sin acuerdo.

Venta de Friosur

Por otra parte, cercanos a la familia del Río aseguraron que la posibilidad de vender la división salmonera de Friosur a AquaChile sigue vigente, “aunque por ahora las negociaciones están totalmente en stand by”.

Las mismas fuentes justificaron este “alargue”, debido al nuevo escenario que enfrenta la industria producto de la caída del precio y la presencia de la anemia infecciosa del salmón (virus ISA) en algunos centros de cultivo de Chiloé. Asimismo, explicaron que, a diferencia de Mainstream-Unimarc, esta operación se está negociando sin plazos.

Fuente: http://www.diariofinanciero.cl