PUERTO MONTT (El Llanquihue).- "Es esencial que el Gobierno mantenga transparencia con respecto a la evolución de la enfermedad".

 

El buen síntoma, que responde a las palabras de Cristian Pérez, representante de Chile de la campaña de Pure Salmon, es que el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) mantenga actualizado el registro de centros en cuarentena que existen debido a la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA).

CENTROS

Según el informe de Sernapesca, 47 centros tienen algún grado de cuidado y están siendo monitoreados.

Los centros con brotes son Puchilco, Andachildo, Curaco Lin Lin, Cheñiao y Lincay, todos de Marine Harvest. También se incluyen Cahueldao de Aguas Claras y San Juan de Chadmo de Mainstream.

Los cultivos denominados como sospechosos son de Apabón, Teliupta, Chalihué, Chelín Bajo, Huenao y Peldehue, todos de Marine Harvest.

Sernapesca ha informado que los centros con reaccionantes positivos son Terao y Quinchao de Marine Harvest, Chalihué de Invertec y Quellón Viejo de AquaChile.

Mientras que de los centros en cuarentena que han resultado negativos, ocho son de Marine Harvest, ocho de Holding and Trading (Unimarc), dos de Invertec, uno de Salmones Chiloé, tres de Cultivos Marinos Chiloé, uno de Multiexport, uno de Aguas Claras, dos de Mainstream, uno de Camanchaca y uno de Granja Marina Tornagaleones.

Para Pérez, de Pure Salmon, la industria tiene que someterse a ciertos ajustes "y no pensar que trasladar los centros es la solución, porque lo único que conseguirán será trasladar la enfermedad a otros lugares".

Para Pérez, los ataques del Cáligus y del ISA son síntomas de problemas mayores como sobreproducción y falta de regulaciones.
"Hay que esperar que las medidas funcionen y esperamos que así sea, pero en las soluciones que se busquen también se deben tomar en cuenta los costos sociales y ambientales", expresó el representa de Pure Salmon.

Fuente: http://www.diariollanquihue.cl