OVIEDO (Agroprofesional).- La consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha soltado esta semana 10.000 alevines de trucha en el río Orlé, en Caso (Asturias), para recuperar la población piscícola y compensar así los efectos del vertido que sufrió este cauce el pasado verano y que ocasionó la muerte de truchas en la zona más baja del río.

 

Según ha informado este departamento, la suelta de alevines, procedentes de la piscifactoría de Infiesto, fue solicitada por la dirección del Parque Natural de Redes. La repoblación se ha llevado a cabo tanto en la zona más afectada por el vertido como en la parte alta del cauce, que ha sufrido un descenso de población truchera por causas muy diversas.

Los ejemplares, de entre diez y doce centímetros, fueron transportados a caballo durante una hora con bidones de oxígeno para garantizar que no murieran durante el traslado.

La previsión de los técnicos de la consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural es que esta repoblación permita recuperar la fauna piscícola en un plazo aproximado de un año, el tiempo que los expertos calculan que las truchas tardarán en reproducirse.

Fuente: http://www.agroprofesional.com