Sudáfrica a tomado la decisión de detener la cosecha ilegal y la comercialización de sus poblaciones endémicas de abalón que se encuentran bajo la protección del Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora (CITES).

 

La lista propuesta en el Apéndice III, el cual entra en efecto desde el 3 de mayo del 2007, requiere que todos los envíos del abalón al extranjero, comúnmente conocido como perlemoen (Haliotis midae), debe estar acompañado por documentación CYTES.

 

“La lista CITES tiene el potencial para reducir la cosecha ilegal y el comercio de este valioso molusco marino” dijo Markus Bürgener de TRAFFIC. “Sin embargo, solo la lista es improbable  de asegurar resultados y dependerá del apoyo proveído a los agentes de aduanas y los funcionarios CITES en todos los países en donde el producto es comercializado”.

 

Perlemoen es una de las tres especies de abalón que solo se puede encontrar en las aguas de Sudáfrica. La carne es altamente valorada y se considera como un afrodisíaco en algunos países de Asia.

 

De continuar la cosecha y comercialización ilegal, podría resultar en perjudicar la viabilidad de la pesca comercial, pudiendo causar el cierre de esta actividad, con la consecuente pérdida de trabajos.

 

De acuerdo a TRAFFIC, la pesca ilegal de perlemoen han reducido la captura legal de 430 toneladas en la estación 2002/2003 a 125 toneladas en 2006/2007.

 

La mayor parte del abalón cosechado en Sudáfrica es exportado al este de Asía, siendo Hong Kong el mayor importador. Otros destinos incluyen Taiwán, China y Japón. El abalón extraído ilegalmente, frecuentemente es exportado por los países vecinos como Zimbabwe, Mozambique y Swaziland.