(Faro de Vigo).- El Plan Galego de Acuicultura podría estar aprobado en el mes de enero. Esta es el nuevo plazo que baraja la Consellería de Pesca e Asuntos Marítimos después de que hubiese apuntado a finales de año como la fecha establecida y, con anterioridad, durante el primer semestre de 2007.

 

Finalmente, en la Comisión de Pesca de hoy el director xeral de Recursos Pesqueiros, Antonio García Elorriaga, anunció que "podría estar para el próximo mes" en respuesta a una pregunta del diputado 'popular' Xosé Manuel Balseiro, quien tras conocer la nueva fecha le aseguró que será "imposible".

"Ya le adelanto que no estará aprobado en enero de 2008", le espetó el parlamentario 'popular', quien auguró que tampoco lo estará ni antes de las Elecciones Generales de marzo del próximo año "ni después". "Cualquier gobierno que piense con la cabeza es imposible que lo apruebe", zanjó.

El portavoz de Pesca del Grupo Parlamentario del PPdeG atribuyó esta inviabilidad al "amplio rechazo" con el que cuenta con un total de 1.001 alegaciones presentadas, frente a las tres que contó el elaborado por el Gobierno de Manuel Fraga. Precisamente, recordó que el nuevo plan recoge 18 parques que ya establecía el anterior, por lo tanto, aseguró que el millar de alegaciones se concentran en las ocho nueve instalaciones programadas por el departamento que dirige Carmen Gallego.

Balseiro atribuyó este millar de alegaciones al hecho de que estén "en contra" empresarios, vecinos afectados y ecologistas, ya que alertó que el plan cuenta proyectos técnicos y económicos "inviables". Por ello, el 'popular' aseguró que se debe permitir instalar piscifactorías en Red Natura. "No hay otra solución", llegó a proponer.

De igual modo, recogió las denuncias de los ecologistas al plan por no ofrecer "garantías medioambientales" y también alertó de la oposición de los vecinos afectados. Precisamente, auguró que la Administración les deberá pagar "múltiples indemnizaciones millonarias por expropiaciones sin fundamentos".

Además, reprobó el "retraso" de su aprobación que ha mantenido durante dos años al sector acuícola "paralizado", ya que recordó que la conselleira de Pesca, Carmen Gallego, había dado como primer plazo el primer semestre de 2007 que fue aplazado para finales de este mismo año.

Por todo ello, concluyó que "todos, salvo el Gobierno, están en contra del Plan Acuícola". "Nació convertido en un fracaso y continúa siendo un fracaso", resumió Balseiro, quien censuró la "inseguridad y desconfianza que expande".

"Mal y por la puerta de atrás"
Ante estas críticas, el director xeral no consideró "significativo" que la aprobación prevista se retrase un mes, ya que argumentó que lo importante es que cuente con "todas las garantías jurídicas".

A la vez, García Elorriaga también le reprochó al diputado popular que le repruebe el retraso en la aprobación del plan, "cuando el PP tardó 16 años y, finalmente, lo hicieron tarde, mal, arrastras y por la puerta de atrás".

De igual modo, y para concluir, también le rebatió a Balseiro el hecho de que el plan cuente con un millar de alegaciones --714 concentradas en la zona de Laxe Bravas-- signifique que se esté en contra del mismo, "porque las hay a favor" y achacó el este número a la "gran difusión", ya que recordó que el del PP estuvo la mitad del tiempo en exposición pública; no se colgó en Internet sólo se expuso en una sede --frente a las cuatro del nuevo plan--; y se le notificó a 104 entidades "y ustedes a ninguno", le recriminó.

Fuente: http://www.farodevigo.es