SANTIAGO (Economía y Negocios).- Con el fin de discutir sobre los diversos impactos claves relacionados con la actividad salmoacuícola, más de 80 líderes y actores de diversos países relacionados con esta industria, dieron inicio ayer al encuentro internacional del Diálogo sobre Salmonicultura que se está llevando a cabo en Santiago.

 

Empresarios, investigadores, agentes gubernamentales y representantes de organizaciones no gubernamentales, están participando de esta instancia que finaliza mañana, para discutir acerca del desarrollo de estándares globales, tanto ambientales como sociales, aceptables para la industria del salmón.

En esta ocasión dicha discusión se basa en dos informes técnicos que están siendo presentados en la reunión, y que se refieren a los impactos medioambientales ocasionados por los insumos químicos y la carga de nutrientes usados o derivados de la actividad salmoacuícola.

"Más del 60% del salmón que se consume actualmente proviene de centros de cultivos, muchos de los cuales están en Chile, y la demanda sigue creciendo. Es absolutamente necesario explorar opciones que aseguren que el cultivo del salmón sea hecho de manera ambiental y socialmente responsable", señaló José Villalón, director del Programa de Acuicultura de WWF en Estados Unidos, institución que coordina el Diálogo sobre Salmonicultura.

Además del ingreso de sustancias químicas, usadas en el tratamiento de enfermedades y control de parásitos, y de nutrientes derivados del alimento y fecas de las salmones, otros factores que determinan los principales impactos de este sector son la capacidad limitada de carga de los sistemas receptores, la composición del alimento de estos peces, las enfermedades que transmiten a peces nativos, los escapes, los impactos bentónicos, y la situación laboral de los trabajadores de esta industria.

David Tecklin, coordinador de WWF Chile, dijo que "la revisión y discusión de estos nuevos informes debiera contribuir a generar información de acceso público sobre el desempaño ambiental del sector salmonicultor. Así se irá contrarrestando la carencia o vacío de información al respecto, que en otros países productores sí está disponible. Creemos que es un buen momento para revisar las regulaciones del sector, asegurando que nos acercamos al nivel de monitoreo, control y producción de datos de los otros países".

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl