Una combinación de incumplimientos en su licencia de uso de agua, descargas desautorizadas de los efluentes al río, depósitos de sedimentos sobre el suelo y quema de la basura, ha contado a la más grande empresa de piscicultura del mundo un total de £23,500 (US$ 48 000) en multas.

 

Todos los incumplimientos se dieron en el Amhuinnsuidhe Hatchery  en la isla de Harris.

Marine Harvest Scotland Ltd fue multada en la Corte de Stornoway el miércoles por incumplimiento de la legislación de agua y desechos. La empresa fue denunciada al procurador del Fiscal por la Scottish Environment Protection Agency (SEPA).

Los cargos contra la empresa fueron:
- Incumplimiento de las condiciones de uso de la licencia de agua
- Descarga desautorizada de los efluentes sin tratamiento al río Abhainn Mhor.
- Depósitos de los lodos de los filtros sobre el suelo.
- Quema de las bolsas plásticas de los alimentos

Fuente: Fish Up Date