GRANADA.- La piscifactoría Sierra Nevada de Riofrío, en Loja, ha agotado el caviar reservado para venta de última hora, unos 40 ó 50 kilogramos, el doble que el año anterior, para Navidad, después de que a finales de noviembre la empresa vendiera la mayor parte del producto, que cada año aumenta su demanda.

 

En declaraciones a Europa Press, el director comercial de la empresa, José Javier Rodríguez, explicó que lo poco que queda ahora es lo que hay en las tiendas, que algunas tienen en almacén algo, pero otras 'nos llaman para solicitar más'. No descartó poder sacar a la venta unos 30 ó 40 kilogramos más, pero la producción prevista ya está agotada.

Este año, igual que el anterior, la piscifactoría ha producido unos 1.800 kilogramos, ya que aunque estaba previsto un ligero incremento, éste finalmente no se ha registrado por el parón de octubre tras las tormentas en la zona.

El caviar de Riofrío, que goza ya de fama internacional, compite en calidad con el caviar iraní o ruso desde hace años en los mercados más exigente de Nueva York, Tokio, París o Londres y fue a partir de que aumentaran las ventas en el exterior cuando comenzó a incrementar la demanda en España, donde la cartera de clientes se ha fidelizado.

La piscifactoría de Sierra Nevada ofrece un caviar que está entre los mejores del mundo y son los únicos criadores de la especie 'acipenser nacarii', en peligro de extinción. La piscifactoría es la única de España acogida al sistema de producción ecológica cien por cien.

Posee una gama de productos --beluga a la carta, productos frescos, cremas y patés, ahumados y marinados de trucha y esturión-- y otros nuevos que incluyen platos preparados y precocinados, ahumados en frío y carpaccio.

La compañía, con más de medio siglo de tradición en la acuicultura, posee una piscifactoría de 50 hectáreas de agua laminada con más de 400.000 ejemplares de esturión 'nacarii', aunque hay que esperar casi 18 años para degustar su caviar.

Fuente: Terra Actualidad