ACAPULCO (Novedades Acapulco).- El fenómeno de la marea roja que se había registrado en las playas de la bahía de Santa Lucía desde la semana pasada evolucionó desfavorablemente y se volvió tóxico, por lo que ayer fue declarada oficialmente la veda para el consumo de mariscos bivalvos, es decir, mariscos de doble concha, como el ostión, la almeja y el mejillón, según informó el jefe del Laboratorio Estatal "Galo Soberón y Parra", Saúl López Silva.

 

Desde el martes pasado los muestreos realizados por la Secretaría de Salud estatal arrojaban que el fenómeno se transformaba en tóxico, por lo que antier se reunieron los miembros del comité de moluscos bivalvos y decidieron decretar ayer oficialmente la veda.

López Silva aclaró en entrevista telefónica que la marea roja no representa un riesgo para los baûistas, ni para el consumo de otros mariscos o pescado, por lo que las aguas de las playas de Acapulco son propicias para el uso recreativo.

La veda del consumo de moluscos bivalvos obedece a que los mariscos de doble concha, como el ostión, la almeja y el mejillón, pueden acumular en sus cuerpos toxinas que pudieran generar una intoxicación para quien los consuma.

La marea roja, explicó el funcionario estatal, es un fenómeno natural, impredecible e incontrolable, en el cual influyen factores como el cambio de temperatura y las corrientes marinas.

A partir de ayer, el Laboratorio Estatal "Galo Soberón y Parra" de la Secretaría de Salud en Guerrero realiza los monitoreos cada cuatro días y de manera alternada, entre el cuerpo de agua y el propio producto, es decir, los moluscos bivalvos, con el propósito de mantener bajo observación el fenómeno.

El pasado 8 de diciembre las autoridades de Salud confirmaron la presencia de marea roja en Acapulco, pues de acuerdo a los muestreos realizados se registraban hasta 130 mil células, de la especie llamada Coclodinium polykricoides, por cada litro de agua de mar, cuando los niveles normales de celularidad son por debajo de los cien.

Anteriormente, el fenómeno resultaba tóxico sólo para algunas especies de peces, pero conforme transcurrieron los días evolucionó desfavorablemente para la salud pública, de ahí que se decretara la veda.

La marea roja, de acuerdo a la misma fuente, es la proliferación de microalgas, las cuales se encuentran comúnmente presentes pero en cantidades por debajo de las cien células por litro.

Fuente: http://www.aca-novenet.com.mx