El uso de los desechos de pescados como fertilizante ha inspirado el desarrollo de una investigación basado en la obtención de fertilizante ecológico de desechos de la industria de camarón.

 

“Actualmente, las personas usan los desechos de pescado como un fertilizante y de esto nosotros obtuvimos la idea” dijo Halgeir Jakobsen, productor de papa, Ottar Board Member y gerente general de Tromspotet.

Ottar es la organización de productores noruegos de papa. La organización esta colaborando con Stella Polaris, que produce camarones pelados y grandes cantidades de desechos en la forma de caparazón de camarón.

Los caparazones de camarón contienen nutrientes en altas concentraciones, los que son extremadamente favorables como fertilizantes.

La sustancia quitina, que tiene un efecto documentado en la salud de las plantas, también se encuentra en los caparazones de los camarones.  La sustancia puede obstaculizar el crecimiento de los hongos y activa los mecanismos de defensa naturales en las plantas.

De una investigación prospectiva, Fiskeriforskning en Bergen esta desarrollando una técnica para la producción de pellets desde los desechos del camarón y del agua del proceso.

Otro colaborador del proyecto es Bioforsk Nord, que viene investigando la influencia del caparazón de camarón en el crecimiento y enfermedades de la papa.

“Utilizando los caparazones de camarón como fertilizante ecológico brindaremos beneficios ambientales e incrementan el valor agregado de los desechos de la producción de camarón pelados” dijo Jaran Rauø de Stella Polaris.


El objetivo del gobierno es que el 15% de la producción y consumo de alimentos en Noruega sea ecológico para el 2015.

Fuente: Fish Up Date