La Thai Shrimp Association, la Thai Marine Shrimp Farmers' Association, la Surat Thani Shrimp Farmers' Club y otras organizaciones acordaron establecer un plan de colaboración.

 

Las asociaciones, que incluyen miles de camaroneros, sienten que necesitan implementar medidas para hacer frente al dramático bajón de precios que se registró este año. El precio promedio pagado en granja por 50 camarones (1 kg), fue de Bt 95 (US$ 3.13) en los últimos meses. A inicios de año, el precio fue de Bt 140 (US$ 4.61). En adición, reducciones de precios previos se han registrado durante la estación de cosecha y solo por cerca de dos meses, pero este año ya van ocho meses con precios bajos.

Bajo el plan, los camaroneros se concentrarán en reducir la producción. De esta forma ellos reducirán el número de cosechas y detendrán la construcción de nuevas granjas.

El plan tiene como objetivo el de reducir la producción de camarón del país, de volumen total proyectado de 530 000 t para este año a 500 000 t para el próximo año. La producción de camarón creció 6% este año.

El presidente de la Thai Shrimp Association, Somsak Paneetatyasai, dijo que la estrategia conducirá a que los productores se concentren más en la calidad. El bajo abastecimiento podría generar un incremento de precios el próximo año.

La asociación espera exportar 350 000 t de camarón el próximo año, por un valor de cerca de Bt 80 billones (US$ 2.6 billones).

“Es un año difícil para la industria camaronera” expresó Paneetatyasai. “Tuvimos que hacer frente no solo a las barreras comerciales, sino también a los impuestos anti-dumping y la eliminación del Sistema Generalizado de Preferencias, todo esto impulso la caída de los precios y grandes perdidas para los productores”.

La caída de los precios se debido a dos factores principales: la tasa de cambio fluctuante y la liberización del mercado, lo que generó un precio más competitivo. Además, la producción total de camarón se incremento en 10% este año, a 2.1 millones de toneladas.

Fuente: Nation Multimedia