La Unión Europea ha tomado una decisión sobre los residuos de antibióticos en las importaciones de camarón y ha aclarado que ellos no permitirán la reexportación de envíos contaminados. Esta decisión se ha realizado cuando la EU ha emergido como  el mercado más grande para la India, representando el 30% de las exportaciones.

 

Los exportadores dijeron que los envíos iniciales contenían residuos de los antibióticos  “cloramfenicol” o “nitrofuran” y fueron retornados al país. Sin embargo, ellos evitaron divulgar cuales fueron los envíos que fueron regresados.

De acuerdo a la EU, para muchos antibióticos fue posible definir un límite inferior, dentro del cual el alimento puede ser considerado como seguro. Pero en el caso del cloramfenicol y nitrofuranos fueron considerados potencialmente peligrosos para cualquier nivel. Y así se ha fijado un limite de 0.3 ppb (parte por billón) para clorofenicol y 11 ppb para nitrofuran.

Para clorofenicol el riesgo puede ser fatal, y en ciertos individuos susceptibles se presenta una anemia irreversible; y para los nitrofuranos el riesgo es el daño a los genes, los cuales pueden conducir al desarrollo de cáncer después.

La legislación de la Unión Europea prohíbe la reexportación de alimentos no seguros, y solo existe la opción de destruir los envíos. Todos los costos asociados con la destrucción serán cargados al importador a a su representante.

Un funcionario de la Marine Products Export Development Authority (MPEDA) dijo que el uso de antibióticos en la acuicultura se ha reducido considerablemente.