(Nación).- Costa Rica espera reabrir en los primeros meses del 2008 las exportaciones de camarón de cultivo (en estanques) al mercado de la Unión Europea (UE), tras la suspensión desde marzo de este año.

 

Esa esperanza se sustenta en la visita de una misión técnica de inspección de la UE, a finales de enero próximo, explicó el ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Javier Flores.

Costa Rica gestiona desde hace varios meses la visita de inspección europea, en la cual espera demostrar que mejoró en los aspectos que ocasionaron el cierre de las exportaciones de camarón.

La última semana de enero del 2007, una misión técnica europea estuvo en Costa Rica y realizó la inspección de plantas empacadoras y procesadoras, así como de fincas de producción, tanto de camarones como de tilapias.

La misión presentó en su informe dudas acerca de los sistemas de deposición o control de residuos de químicos utilizados para mantener la sanidad de los animales. También cuestionó la inexistencia de laboratorios especializados para realizar análisis de control de residuos en el producto final, mediante los cuales se garantizara la sanidad.

El informe de la comisión técnica generó que el 23 de marzo de este año se comunicara a la Embajada costarricense en Bruselas, Bélgica, sede de la UE, la notificación sobre el cierre del mercado.

Un 75% de las exportaciones nacionales de camarón de cultivo se enviaban a la UE. En total, las ventas de este producto sumaron un total de 2.000 toneladas en el 2005 y bajaron a unas 1.166 toneladas en el año 2006. Se esperaba para este año una producción muy semejante a la del 2006.

Problemas. Tras realizar esfuerzos individuales y conjuntos, los productores lograron colocar 1.000 toneladas de la cosecha del 2007 en Estados Unidos y México, adicionales a las ventas tradicionales en esos mercados.

De esa manera, se evitaron pérdidas del producto, pero el ingreso total de los productores cayó en unos $2 millones, pues cada kilo vale alrededor de $2 menos en esos mercados, si se compara con el precio de la UE.

Por eso, el sector insistió, durante todos los meses posteriores a marzo, para que el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) coordinara las labores de cumplimiento de los requisitos.

El objetivo era que el país estuviera pronto listo para solicitar de nuevo la inspección europea y pedir la reapertura.


El ministro Flores informó que, tras varios esfuerzos, al fin se logró la visita de la misión. Se espera cumplir con todos los requisitos cuestionados.

Fuente: http://www.nacion.com