GUASAVE (Debate).- El Comité Estatal de Sanidad Acuícola del Estado de Sinaloa pedirá que se suspendan las obras de dragado en Perihuete y Navachiste por considerar que se pone en riesgo la acuicultura.

 

Carlos Urías Espinoza, presidente del Cesavesin, informó que los trabajos programados a realizarse en febrero próximo podrían ocasionar pérdidas superiores a los 50 millones de pesos al sector acuícola de Guasave.

Sumamente molesto Urías Espinoza reprochó que antes de autorizarse los trabajos no se haya pensado en el impacto que tendrá el dragado, pues enturbiará el agua, "lo que es mortal para la larva, pero además un foco de infección porque provocaría la aparición de enfermedades virales que ya han afectado a las granjas".

Recordó que en el ciclo 2003-2004 se realizaron trabajos similares "y en ese entonces se invirtieron 40 millones de pesos en la acuicultura, pero las pérdidas fueron de casi 50 millones de pesos. En ese ciclo tuvimos niveles de mortandad de un 80 por ciento; fue un año muy desastroso, el peor, y todo tuvo su origen en el dragado que se llevó a cabo en la bahía de Navachiste".

"Al parecer la palabra acuicultura no existe para los funcionarios federales, a quienes parece no importarles los efectos que pueda tener la obra que se pretende llevar a cabo en Perihuete y Navachiste. Creo que ni siquiera se acordaron que en Guasave existen más de siete mil hectáreas que producen camarón de granja".

Incluso aclaró que si se realiza una comparación del costo-beneficio el impacto negativo será mayor, porque si las obras las hacen para beneficiar la producción de camarón silvestre habría que decirles que la producción máxima en bahías es de 18 mil toneladas, y en granja se producen 35 mil al año.

En este sentido indicó que el Cesavesin está dispuesto a recurrir a un amparo para contar con la protección de los órganos de justicia federal e impedir que se afecte el patrimonio, la estabilidad y el futuro de la camaronicultura regional.

Por su parte, Gilberto Gámez Camargo, expresidente de la Federación de Pescadores de Guasave, opinó que debe permitirse el dragado y minimizó el impacto que puede tenerse en el sector acuícola.

Si hay inconformidad lo que debe hacerse son programas de trabajo en el tiempo en que no exista siembra de camarón.

Fuente: http://www.debate.com.mx