Por: Alberto Varela
LA CORUÑA (Agroprofesional).- La Consellería de Pesca y la Universidad de Santiago de Compostela (USC) trabajan en un proyecto que busca el modo de utilizar los restos de mejillón de batea como compost, e incluso para recuperar superficies contaminadas o degradadas.

 

Esta iniciativa atraviesa, a día de hoy, una fase inicial en la que la recogida de los biodepósitos evita que acaben en el medio marino y provoquen daños medioambientales.

Un artefacto los almacena y busca el sistema más idóneo para tratarlos y neutralizar sus agentes contaminantes, tal y como informaba ese fin de semana la Xunta de Galicia.

Fuente: http://www.agroprofesional.com