(Europa Press).- La Consejería de Desarrollo Sostenible y Ordenación del Territorio está estudiando, en colaboración con la Fundación Global Nature, la reproducción en cautividad del caballito de mar para reforzar la población silvestre del Mar Menor.

 

Así lo anunció hoy el consejero de este departamento, Benito Mercader, durante la presentación de la campaña de concienciación para la conservación de esta especie en la laguna salada, organizada por Global Nature, en colaboración con la Fundación Cluster para la Protección y Conservación del Mar Menor.

La campaña divulgativa y de conservación del caballito de mar en el Mar Menor se realiza en los municipios ribereños del Mar Menor y su área de influencia.

Al respecto, el consejero explicó que 'una parte de las acciones consistirá en una campaña de concienciación ciudadana sobre la situación de la especie y su hábitat, para lo que se ha diseñado y editado material divulgativo y una exposición itinerante que recorrerá toda la Región'.

Además, puntualizó que 'se impartirá un ciclo de conferencias en centros de enseñanza, asociaciones y otros colectivos que versa sobre diversos aspectos de la situación y la conservación del caballito y su hábitat en el Mar Menor'.
 
La mencionada campaña se enmarca en el Proyecto Caballito de Mar que la Fundación Global Nature está desarrollando para la preservación de las poblaciones de esta singular especie en el litoral de la Región.

Con este proyecto se abordarán, en fases posteriores, otras iniciativas y acciones de conservación y gestión del hábitat, al tiempo que se está estudiando la posible reproducción en cautividad para el refuerzo de poblaciones silvestres.

El caballito de mar es un pez que vive en las praderas de algas y fanerógamas marinas y que se alimenta de pequeños invertebrados que succiona con su característico hocico. Su modo de reproducción es peculiar, ya que es el macho el que cuida los huevos en su interior hasta el nacimiento de los alevines, que se independizan inmediatamente tras el 'parto' de los ejemplares masculinos.

Esta especie se encuentra en peligro crítico en el Mar Menor, por lo que su extinción podría ser inevitable si no se toman las medidas oportunas. Entre las causas de su situación actual se señalan, entre otras, la destrucción de su hábitat y la pesca de ejemplares para emplearlos como souvenir.

Además, se señalan como causas de su disminución el aumento de especies foráneas en la laguna, el consiguiente aumento de depredadores o la limpieza de playas si se realiza en primera línea cuando los caballitos se encuentran en zonas de poca profundidad durante la época de reproducción.

Las entidades promotoras de esta campaña recomiendan a los habitantes y visitantes del Mar Menor no recoger ningún caballito de mar vivo y devolver los ejemplares capturados en las artes de pesca al mar.

También hace un llamamiento a los ciudadanos para que sean conscientes de la necesidad de conservar esta especie y su hábitat y que se informen dónde existen praderas de fanerógamas marinas para que colaboren a evitar el acceso de embarcaciones y otros vehículos a motor como motos de agua que podrían contribuir a su destrucción.

Asimismo, la Consejería de Desarrollo Sostenible pide que se denuncie cualquier actuación, presuntamente ilegal, que los ciudadanos observen y que pudiera afectar negativamente a la especie y su hábitat.

Por último, Mercader aseguró que esta campaña de divulgación de la Fundación Global Nature 'forma parte del importante esfuerzo que está realizando Desarrollo Sostenible para poner en valor el Mar Menor'. 'El Gobierno regional impulsa las medidas, pero tenemos que ser todos los murcianos los encargados de ejecutarlas', concluyó.