Calbuco (Ecoceanos News). A pesar que el paro que este lunes realizaron los trabajadores de la multinacional Mainstream en Calbuco generó establecer reuniones para tratar los reclamos de los obreros, la principal demanda referida a mejorar los salarios no se discutirá.

 

Así lo dio a conocer a Ecoceanos News el presidente del sindicato Nº 1, Williams Rebolledo, quién afirmó que “la demanda por mejorar los salarios, que es nuestra petición central, está siendo rechazada por la empresa, pues señalan que el tema de los salarios solo se puede discutir en un proceso formal de negociación colectiva”.

El paro de faenas estuvo fuera del marco de la débil Ley Laboral chilena, que contempla negociar salarios en las ocasiones destinadas de común acuerdo por empresarios y trabajadores. Sin embargo, las negociaciones colectivas en la mayoría de las empresas salmoneras han tenido malos resultados para los obreros.

Una forma de aumentar los salarios en la industria del salmón es recibiendo bonos de productividad, es decir más salmones procesados, más salario para los trabajadores. Pero Williams Rebolledo afirmó que “la lógica de a mayor productividad, mayor salario, no se cumple en Mainstream. Solo podemos aumentar nuestro salario con bonos de productividad, como en toda la industria, pero en esta empresa los bonos tienen un techo de 50.000 pesos, mientras que en otras empresa, incluso más pequeñas que Mainstream, estos bonos llegan incluso a $120.000, más de la mitad de lo que nosotros ganamos”.

Rebolledo agregó que “nosotros tampoco sabemos cuanto gana esta empresa por aumento de producción. Los trabajadores necesitamos información acerca de cuánto está ganando esta compañía”.

En el caso particular de los sueldos en Mainstream “aumentan –dicen los sindicalistas-, cuando hacemos horas extras. Y este fue otro de los puntos que logramos con la movilización. Estabamos trabajando 10 horas diarias de lunes a sábado, lo cual atenta contra la calidad de vida de los trabajadores, ahora llegamos a un acuerdo para trabajar 7,5 horas diarias”, dijo Rebolledo.

“Algunos trabajadores han criticado al sindicato porque quieren seguir con este abusivo sistema, pero nosotros vemos como está nuestra gente, está cansada y su calidad de vida empeora cuando hace horas extras”, afirmó el sindicalista y agregó que “la idea es tener mejores salarios, pero no a costa de vender de forma barata nuestro tiempo que tenemos que destinar a nuestra vida familiar”.

Luego de la movilización y de la primera reunión realizada este martes, los trabajadores ahora estiman que la empresa tomará represalias y comenzará con un proceso de despido. “Creemos que despedirán a varios trabajadores, como siempre ocurre en estas fechas, y tememos que ahora despidan a varios de los trabajadores que participaron en el paro”, afirma el dirigente sindical.

Agrega que “no entendemos porque despiden a gente, porque no es cierto que en esta fecha comience una baja de producción, porque Mainstream envía mucha de su producción para que sea maquilada por otras empresas pequeñas que tienen muy bajas condiciones laborales”.

William Rebolledo realizó un llamado al gobierno noruego pues Mainstrem pertenece a la multinacional Cermaq donde el Estado noruego participa con el 80 por ciento de la propiedad. “Queremos que el gobierno de Noruega vele por el respeto y la protección del sindicato y de los derechos de los trabajadores, pues no queremos que nos destruyan el sindicato y despidan injustificadamente a trabajadores”.

Fuente: http://www.ecoceanos.cl