Las algas marinas vienen siendo usados para fertilizar los suelos, esta tecnología bien siendo exportada por una empresa innovadora.

 

Oilean Glas Teoranta esta explotando la propiedades naturales de algas marinas para fertilizar los terrenos inhóspitos, como muchos de sus antepasados los hacían en la costa Atlántica de Irlanda.

Prestigiosos campos de golf en Hawái, California y México están siendo tratados con un líquido que contiene extractos de una alga marina irlandesa común, para enriquecer el césped y hacerlo más verde.

“En el pasado las personas tomaban las algas marinas de la costa y las esparcían en sus campos, especialmente para el cultivo de papa. Esto era para poner materia orgánica en los campos y esto es exactamente el mismo producto que estamos usando” dijo Declan Gallagher, presidente de la empresa en Kilcar.

El “asco-phyllum”, comúnmente conocido como “bladder wrack”, es cosechada de la zona rocosa en Dungle y procesada en frio sin el uso de químicos.

“En pocos días el color del césped se torna verde y luce más fuerte. Esto es vital en condiciones climáticas pobres o cuando hay un torneo” expresó Gallagher.

La empresa inicialmente tuvo como objetivo los campos de golf de Irlanda, que fue probado y evaluado en la Queen University en Belfast. Actualmente, el producto es usado en 240 de los 480 campos irlandeses.

Para el 2008, la empresa planea expandirse a Florida y Carolina del Sur, así como desarrollar el mercado horticultura en Francia, Italia y España. Además, vienen trabajando con los productores de pollos irlandeses en el desarrollo de un suplemento nutritivo, que reduzca las necesidades de antibióticos.

Por otro lado, la empresa ha iniciado planes con los productores de camarón en Panamá.

Fuente: Independent