(Faro de Vigo). Silva salió así al paso de una información de la prensa de Lisboa sobre supuestas presiones españolas para que esa planta se construya en Galicia.

 

Esa ubicación, la original del proyecto, fue descartada por Pescanova por problemas con los permisos que debía conceder la administración autonómica gallega.

El proyecto de acuicultura, que será el mayor del mundo para ese tipo de pescado, supone inversiones por valor de 140 millones de euros y fue objeto de un acuerdo firmado el pasado 8 de enero en Portugal entre el gobierno luso y la empresa española.

"Pescanova firmó con el ministerio de Agricultura un protocolo que nosotros vamos a cumplir y confiamos en que los responsables de la empresa cumplan también", declaró hoy Silva a los periodistas.

Según ese documento la planta de acuicultura se ubicará en Mira, una zona situada entre Oporto y Lisboa, en el distrito de Coimbra, y generará unos 200 puestos de trabajo.
Fuente: http://www.farodevigo.es