TANAUAN.- El Bureau of Fisheries and Aquatic Resources (BFAR) indicó que se registró una mortalidad masiva de tilapias en el lago Taal del 2 al 4 de enero, destruyendo al menos 50 t de las tilapias que se venían cultivando en jaulas de dos villas del pueblo Talisay.

 

La mortandad masiva ocurrió casi cuatro meses después que otro evento similar golpeo a las villas de Leviste y Balakilong en el pueblo Laurel, destruyendo 35 t de tilapia.

Basados en el precio de granja de P65 (US$ 1.58) por kilogramo, la muerte masiva de peces causo un daño estimado en P3.25 millones (US$ 79 000) en Barangay Aya y Barangay Quiling en Talisay.

Incremento del sulfuro

La BFAR-Inland Fisheries Research Station agregó que al menos 6 000 piezas de maliputo también fueron pérdidas durante la mortandad masiva en Quiling.

Sin embargo, Maurita Rosana, acuicultora de BFAR, informó que la mortalidad de peces podría ser mayor debido a que otras áreas que han sido golpeadas por el evento no han sido encuestadas.

Iking Alemandraz, pescador de Barangay Ambulong en Tanauan, dijo que el vio que las aguas del lago se volvían grises el día miércoles, un indicador que la cantidad de sulfuro se ha empezado a incrementar en el lago.

Rosana mencionó que el nivel de sulfuro de hidrogeno en Ambulong, y otras dos villas, fue alto y el nivel del oxígeno disuelto en estas áreas fue bajo. “Esto indica que la mortandad de peces podría volver a ocurrir en cualquier momento” destacó Rosana.

La descomposición de materia orgánica, como alimento no consumido, heces de peces, desechos domésticos, pueden contribuir a un alto nivel de sulfuro de hidrogeno, expresó Rosana. Además ella agrego que los eventos de alta mortandad de peces son comunes en el lago debido a procesos naturales que se presentan durante los meses fríos, de noviembre a febrero.

Fuente: Inquirer