BEIJING (Reuters).- China defiende su piscicultura e indica que esta actividad viene logrando progresos en detener el uso de aditivos ilegales, desde pesticidas a esteroides prohibidos, debido a que la salubridad de los alimentos permanece bajo la atención del público.

 

En el último año, China viene sufriendo un brote de pánico sobre la salubridad de sus alimentos y productos manufacturados, que ha dado origen a una ola de nuevas regulaciones y campañas de producción limpia del gobierno central.

El Vice-Ministro de Agricultura, Gao Hongbin, dijo que el país ha logrado “progresos esperanzadores”.

“Sin embargo, la regulación de la calidad y salubridad de los productos agrícolas se esta enfrentando con arduos desafíos debido a diversos factores” destacó Gao durante una conferencia de prensa.

“Existe una brecha entre los estándares de China y otros países”.

Gao informó que la tasa de cumplimiento para el uso de tres toxinas en la producción de peces, incluido el verde malaquita, un potencial carcinógeno ilegal usado para matar hongos y bacterias en tanques de peces, se viene incrementando; Gao defendió a la piscicultura China contra lo que el New Tork Times titulo “Pescando en aguas tóxicas”.

“Esta es una cuestión de sentido común. ¿Ustedes creen que los peces pueden vivir en aguas tóxicas? Preguntó Gao. “Personalmente, creo que este informe es sensacionalista y erróneo”.

En junio de 2007, USA prohibió las importaciones de catfish, camarón y otros alimentos de origen acuático de crianza, a menos que los proveedores puedan probar que los embarques estén libres de residuos peligrosos, incluido verde malaquita.

Gao dijo que el 98% de los productos acuáticos chinos que se exportan, cumplen con los estándares.

Fuente: http://www.reuters.com