(Economía y Negocios).- Alrededor de 0,5% de la producción total de salmones (3.400 toneladas, de una producción anual de 630.000) ha sido eliminada como consecuencia del brote del virus ISA -una enfermedad viral que ataca a los peces, y no al ser humano-, y que desde el año pasado afecta a los centros de cultivo ubicados en el sur del país, particularmente en la zona de Castro, X Región.

 

A un precio promedio de US$ 4,5 el kilo, las pérdidas, sólo por concepto de eliminación anticipada de peces, alcanzan los US$ 15,3 millones. Y es que no hay estimaciones del impacto logístico que implica el traslado de jaulas a centros no infectados y los costos adicionales asociados al cumplimiento de las medidas de control.

El primer brote en Chile se registró en julio de 2007, en las plantas cercanas a la zona de la Isla de Lemuy, Chiloé. La enfermedad fue reportada por primera vez en Noruega en los años 80. También se ha diagnosticado en Canadá, Escocia, Islas Faroë y EE.UU.

Tras realizar un muestreo en el 93% de los centros de cultivo del país, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) informó que a la fecha se reportan sólo 16 jaulas de cultivo con brote del virus, de las 13.925 existentes en Chile. Además, la autoridad insistió en que el problema sigue circunscrito a Chiloé Central "y que las medidas implementadas a la fecha son por lo tanto efectivas". Sin embargo, la noruega Marine Harvest anunció su intención de trasladar parte de sus centros a la XII Región, donde no se han encontrado rastros del virus. Esta empresa ha sido la más afectada por la enfermedad, con 20 cultivos (9 con brote y 11 sospechosos) que han sido eliminados en su totalidad o parcialmente.

Impacto en los resultados

A septiembre del año pasado, el impacto en sus resultados no fue menor: sus ingresos cayeron a US$ 93 millones desde US$ 181 millones en igual período de 2006.

AquaChile registra tres cultivos afectados, al igual que Mainstream. Las empresas Invertec y CMC Chiloé tienen un centro.

Así, de los 558 centros de cultivo existentes en Chile, 26 tienen presencia de ISA, a nivel de brote o sólo con síntomas. De ellos, 10 han sido clasificados con brote; es decir, con mortandad directa de peces; mientras que los 16 restantes presentan sintomatología producto del virus. En doce de éstos se ha eliminado el total de las jaulas con sintomatología positiva, mientras los cuatro restantes están en proceso de eliminación.

"De esta forma, todos los sitios donde han sido detectados brotes o situaciones sospechosas han sido eliminados", destacó la Asociación de la Industria del Salmón de Chile (SalmonChile). El presidente de la entidad, César Barros, enfatizó que el control del virus "pasa por tomar medidas, como la cosecha anticipada y la cuarentena para el traslado de peces vivos, entre otras acciones".

En este sentido, destacó la labor desarrollada por Sernapesca, "entidad que ha adoptado todas las medidas necesarias para que se mantenga el virus con una muy baja incidencia. Éstas han sido fuertemente apoyadas por las empresas y están amparadas en la experiencia de otros países".

La principal causa de mortalidad, según el Programa Zonal que desarrolla Intesal de SalmonChile, son las enfermedades (lideradas por el Síndrome Ricketssial del Salmón). Más atrás se ubican los ataques de lobos marinos (18%), rezagos (14%), eliminación (9%) y otras causas (11%).

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl