LA PAZ (El Sudcaliforniano).- El delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en el estado, Julio César Peralta Gallegos, recordó a la opinión pública que ya hay demanda interpuesta ante la PGR contra la empresa israelí Biotecnología del Mar y su director Isashar Ben Atia, por haber dejado escapar ejemplares de pargo dorado a la bahía de La Paz poniendo en riesgo el ecosistema, de modo que las sanciones están ahora en manos de esta instancia.

 

El tema del pargo dorado, esta especie oriunda del Mediterráneo, que amenaza con afectar y dejar sin alimento a los peces nativos, ha despertado suspicacias, pues no se ha sancionado a los responsables, en este sentido el titular de la PROFEPA recordó que la dependencia puso una denuncia y que está en curso desde el año pasado.

Peralta anunció que el próximo jueves se realizará una reunión de evaluación sobre el caso del pargo en la bahía, con la participación de los investigadores a cargo del operativo que determinará la cuantía de este pez en libertad.

No obstante adelantó que la población de pargo ya rebasó la bahía, pues han sido encontrados ejemplares en El Sargento, La Ventana, y al norte en Las Pacas, al margen de San Juan de la Costa.

"También tenemos pruebas de que se han estado alimentando de todo tipo de peces, y que será muy complicado hacer una erradicación efectiva, tal vez tengamos que emitir algunas recomendaciones, pero no queremos adelantarnos hasta la reunión del jueves", puntualizó el delegado.

En su defensa, BIOTECMAR, alega que en La Paz la empresa se estableció desde el año 2002 con estudios y construcción de infraestructura, que han invertido 2 millones de dólares y a partir del 2005 comenzaron a cultivar pargo dorado con una producción general anual de 150 toneladas y con permiso de la Comisión Nacional de Pesca para generar hasta 3 mil toneladas al año, sin embargo no aclaran que su permiso era para cultivo de lobina, no de pargo dorado.

Fuente: http://www.oem.com.mx/elsudcaliforniano