CÁRDENAS (Tabasco Hoy).- Habitantes de 14 comunidades de la llamada “costa chica”, de este municipio, denunciaron que la producción de camarón y peces en estanque, así como la pesca artesanal, se encuentran en plena caída.

 

Pobladores de comunidades como Azucenas, Las Flores, El Mingo, Reyes Heroles e Islas Encantadas, indicaron que la cría de especies en estanques son las únicas actividades de las que sobreviven más de 15 mil familias de la zona, debido a que la pastura para ganado así como cultivos tradicionales o de temporada como maíz, frijol y arroz, ya no producen por la alta contaminación de las tierras de labranza.

La industria petrolera y la mezcla de agua salina del mar a esteros de agua dulce, ha mermado la producción.

A nombre de cientos de pescadores y criaderos de especies en viveros, Ricardo Arias Flores mencionó que desde hace 4 meses la cría y pesca de camarón y especies de escama como mojarra castarrica y tilapia se encuentra paralizada.

En los arroyuelos y especialmente en la laguna “El Carmen”, cuya margen derecha baña varias comunidades de la costa chica, la producción pesquera ha bajado de manera importante, el año año pasado era posible obtener por lo menos unos tres kilos de peces en una jornada de 6 horas, actualmente “si agarramos un par que pescaditos es mucho”.

Dijo que los estanques que hasta a mediados del año pasado se hallaban en producción con mojarras y camarón, ahora están paralizados ante la falta de semillas y recursos económicos para reactivarlos

Los acuacultores de Cárdenas, que en conjunto mantienen en producción 200 hectáreas de estanques camaronícolas en la costa chica local, enfrentan un duro y constante desabasto de semillas, tampoco cuentan con asesoría técnica que les permita mejorar sus sistemas productivos.

Otra limitante para el sector es la falta de créditos y recursos financieros para una optima producción.

En cambio existen algunos estanques, localizados en la zona de producción de la Azucena, como “ La Palma ” que cuentan con todos los avances técnicos y abasto de semillas para la producción, pero éstos pertenecen a los funcionarios gubernamentales del área productiva, por lo que lamentó que a los pequeños productores no les lleguen las ayudas que tanto se anuncian.

Tan solo en la zona rural del municipio de Cárdenas, hay mas de 200 hectáreas de suelos, destinadas a la producción de peces y camarón en estanques, pero ante la crisis que enfrenta el sector, se encuentran en riesgo de desaparecer definitivamente.

Fuente: http://www.tabascohoy.com.mx