(Faro de Vigo).- Con motivo de la reunión para el avance del Plan Xeral de Oia, el alcalde, Alejandro Rodríguez, y el líder de la oposición, José Antonio Olmedo, conversaron sobre los proyectos autonómicos de expansión acuícola en el municipio.

 

Así, abordaron los dos proyectos que contempla el plan sectorial: la ampliación de la piscifactoría existente en As Mariñas, que se haría a expensas de parte del camping que se encuentra a su lado; y la otra en Punta Orelluda, proyecto que supone la ocupación de unos 75.000 metros cuadrados.

Alejandro Rodríguez se mostró contrario a los dos proyectos. En el primer caso, sostiene que la ampliación entra en conflicto con "varias propiedades privadas". Sin embargo, el portavoz socialista se mostró prudente, puesto que podría ir en beneficio de los vecinos, que podrían obtener beneficios de unos terrenos calificados como rústicos. "Tendría que aceptarlo los propietarios del camping", apunta.

En cuanto a la nueva planta, ambos coincidieron en cuestionar su ubicación, ya que el plan de acuicultura lo emplaza en un núcleo urbano. "Hay más de 20 kilómetros de costa en Oia en los que encajaría mejor", aseguran.

El regidor local recordó que se había enterado por la prensa de las pretensiones de la Xunta. "No incluiré el plan sectorial a menos que me obliguen", enfatizó. "Si es necesario habrá movilizaciones", añadió.
Monasterio

En presencia del equipo redactor del PXOM, se abordó también el convenio de rehabilitación del monasterio. El anteproyecto de recuperación y urbanización presentado por Vasco Gallega, a través de Monasterio, S.A., depende de la Ordenanza 5. El problema descansa en si queda como está dicha norma o permite una mayor o menor edificabilidad de adosados. Habrá que ver si la exención de ceder el 10 por ciento, al ser un bien cultural, prospera. Cultura y Patrimonio tienen la palabra. "Del monasterio nosotros no podemos tomar ninguna decisión hasta que la Xunta se ponga en contacto con el concello", explica Alejandro Rodríguez.

En la reunión de ayer se mostró el deseo de recuperar el tiempo perdido y de que no haya más dilaciones. Con este propósito se recogieron las sugerencias de los vecinos y se emplazó a una mueva reunión el día 17 donde quedarían acotados los núcleos urbanos del municipio.

Fuente: http://www.farodevigo.es