Los operadores de acuicultura en la Península Eyre están solicitando que el gobierno apoye la expansión de las oportunidades locales.

 

En bahía Arno, el presidente de Clean Seas, Hagen Stehr, dijo que el rápido desarrollo del cultivo de atún y de kingfish viene afectado por las deficiencias en caminos y fuentes de energía.

“Estamos expandiéndonos a una tasa fenomenal y tenemos grandes expectativas, pero no somos capaces de mantener esto si no nos ayudan el gobierno estatal y federal” destacó Stehr.

“Ya estamos produciendo 50 t a la semana de kingfish. Producíamos 300 kg a la semana hace tres años cuando vinimos por primera vez a bahía Arno”.

“No tenemos las suficientes comodidades, no podemos tener trabajadores locales y el estado no puede ofrecernos la infraestructura suficiente”.

“Estaremos gastando millones de dólares para modernizar la electricidad en el hatchery a finales de este año, debido a que no podemos expandirnos si no hay electricidad”.

Clean Seas planea emplear a otras 30 a 40 personas en 2008 en sus instalaciones de bahía Arno, actualmente emplea a 65 personas, muchos de los cuales provienen de Port Lincoln, de otros estados e inclusive del extranjero.

Existen planes para emplear más trabajadores en bahía Arno de Indonesia y Noruega, en los próximos meses.

Sin embargo, empelar y entrenar localmente será la clave para el crecimiento de la industria de la acuicultura en la región, según el gerente de Aqafoods’ Coweell, Simon Turner.

Fuente: Cleve Yopur Guide