En 20 años, el gobierno no invertirá más dinero en ostras para incrementar la población y ayudara a los pescadores a incursionar en la crianza de ostras, en vez de extraerlos del ambiente natural.

 

Esta es la visión ambiciosa de la comisión estatal encargada de buscar nuevas formas para resolver los problemas de las ostras en Maryland.

“Pensamos que es la única opción que tenemos” indicó el presidente de la comisión Bill Eichbaum.

“Que estamos haciendo ahora, no hemos tenido éxito en establecer una población ecológicamente viable y no proveemos la base para una industria robusta, estamos subsidiando esto” dijo Eichbaum, quien también es vice-presidente de World Wildlife Fund.

Pero la sugerencia de convertir a los pescadores en acuicultores no ha sido bien recibida por Larry Simns, presidente de Maryland Watermen's Association. El no cree que cientos de pescadores empiecen a criar ostras en áreas especificas, el piensa que son las empresas grandes quienes se van a beneficiar de la ostricultura.

Simns dijo que si un pescador tiene un área, su negocio puede ser arruinado por los brotes de enfermedades.

“No veo el sentido práctico de esto, estoy preocupado” dijo Simns, quien no es miembro de la comisión de la ostras. “Si la acuicultura fuera una forma viable de hacer negocios, esta seria popular”, destacó Simns.

El Dr. Donald F. Boesch, miembro de la comisión y presidente de la University of Maryland Center for Environmental Science, reconoció que el cambio de la tradicional extracción natural hacia la acuicultura podría ser difícil para los pescadores.

Pero Dr. Boesch puntualizó que el cambio hacia un tipo de acuicultura se viene dando en otros mercados de la ostra en el mundo.

Fuente: Home Town Nannapolis