(Noticias 123).- La industria anticipa uno de sus años más difíciles. El virus ISA, detectado en Chile hace siete meses, ha afectado gravemente la producción de las empresas del rubro.

 

Hasta el momento, la crisis se concentra en la zona de Chiloé central aunque se teme que pueda esparcirse a otras áreas. Además los productores están preocupados por otras amenazas que podrían frenar el desarrollo de la tercera industria más grande del país.

"Más o menos cuatro mil toneladas han sido afectadas en forma directa y desde luego, hay una parte de la producción que no se ve afectada en forma directa, sino que por efecto de las medidas que se toman cuando no puedes volver a sembrar", aseguró el gerente técnico de la empresa Marine Harvest, Adolfo Vial.

"En algunas especies los precios están bajos, el precio del petróleo alto, alto el precio de la harina de pescado y aceite de pescado, alto el precio del aceite y harina vegetal, lo que significa que por otro lado valore el precio del dólar bajísimo y el tipo de cambio no nos favorece", agregó el gerente de Salmón Chile, Carlos Oberdret.

Sólo en el caso de la empresa Marine Harvest ya han cerrado trece centros y han sido despedidos 100 trabajadores. "Es una preocupación totalmente latente. Hay incertidumbre. La gente todos los días cuando (los) visitas en los centros de cultivos o las plantas de procesos te preguntan qué es lo que realmente se maneja en información. Hay una preocupación que es grave", reiteró el presidente de la Confederación de Trabajadores del Salmón, Javier Ugarte.

Si bien el virus ISA no afecta al ser humano, sus efectos en la producción de salmón ya han afectado gravemente a países como Noruega, Escocia y Canadá. Chile espera frenar esta amenaza contra la industria salmonera que produce dos mil 200 millones de dólares cada año.

Fuente: http://noticias.123.cl