MEXICO DF (Notimex).- La Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados manifestó su preocupación por el destino, operación y manejo del presupuesto aprobado para el sector, y propuso dar autonomía a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

 

Durante una reunión con el titular de ese organismo, Ramón Corral, los legisladores plantearon sus inquietudes en torno a las reglas de operación de los programas del sector, así como del presupuesto para la inspección y vigilancia de los litorales a fin de combatir la pesca ilegal.

Los legisladores se pronunciaron en favor de que los recursos lleguen directamente al sector y aterricen en quienes verdaderamente los necesitan, y propusieron la autonomía a la Conapesca para administrar y determinar a dónde se destina el presupuesto.

A su vez, Corral Avila explicó que el problema de la pesca ilegal es muy serio, toda vez que es imposible cubrir la vigilancia en los 11 mil kilómetros de litoral que tiene el país.

Por ello, es necesario involucrar a gobiernos estatales y productores, que conocen a fondo la problemática de sus regiones y saben quiénes incumplen o efectúan la pesca ilegal, dijo.

El funcionario explicó que se tiene un convenio con la Secretaría de Marina para trabajar coordinadamente en la inspección y vigilancia, por lo que en 2007 se le entregaron recursos por 70 millones de pesos; sin embargo, “fue más de lo que se necesitó”.

A su parecer, el principal problema son los grandes centros de acopio de la pesca ilegal, “y es ahí donde debemos enfocar inspección y vigilancia, no a los 11 mil kilómetros, porque nunca los vamos a cubrir”.

Se pronunció por hacer una inspección y vigilancia preventiva y educativa con los pescadores de cada región, y destacó la importancia de atacar a las verdaderas mafias, llegar a los principales centros de acopio e imponer sanciones de 50, 60 o 100 millones de pesos.

“Para atacar el problema y ser eficientes, hay que pegarle a los grandes centros de acopio, que es donde está el dinero, el negocio, pues mientras sea redituable será difícil combatir la pesca ilegal, pero si la hacemos incosteable le daremos un golpe mortal”, concluyó.