(Diario Financiero).- El grupo danés BioMar, el tercer proveedor más grande de alimento de la industria acuícola, recibió la aprobación por parte de las autoridades antimonopólicas para concretar la adquisición del área de alimentos para peces de la firma Provimi, cuyas operaciones se concentran en Dinamarca, España y Chile.

 

Esta operación convertirá a BioMar en socio de la chilena AquaChile en el joint venture que ésta tenía con Provimi. Esto, porque la firma ligada a las familias Puchi y Fischer no hizo uso de su opción preferente.

Las principales áreas de negocios de BioMar son los alimentos para salmónidos en Chile, Noruega y Reino Unido y de alimento para truchas, dorada y lubinas en algunos países de Europa. Con ventas por US$ 960 millones, BioMar está controlada por el grupo danés Schouw & Co y provee a cerca de 50 países.

En tanto, el grupo Provimi es una de las principales compañías mundiales vinculadas con la nutrición animal. Cuenta con más de 9 mil trabajadores y registra ventas anuales por US$ 2.600 millones. Provimi cuenta con más de 100 centros de producción en más de 30 países, mientras que exporta sus productos a más de 100 destinos. Provimi elabora productos y provee de apoyo técnico para todas las especies, entre las que se incluyen rumiantes, aves, caballos, especies de cultivo acuícola y mascotas. Al tener presencia en todos los mercados en desarrollo con rápidas perspectivas de crecimiento, además de una buena ubicación geográfica y una gran diversidad en productos y especies animales, el área de alimentos para peces de Provimi no sólo había sido observada por Biomar, firma que finalmente se quedó con ella. El área adquirida representa ventas anuales por cerca de US$ 250 millones.

La idea de BioMar, al adquirir Provimi, es fortalecer su posición en Europa y redoblar su presencia en la industria acuícola de nuestro país.

BioMar considera estratégico el mercado chileno por haber duplicado su participación en el mercado global de salmónidos a cerca del 40% en cerca de diez años. Con esto último, Chile ha alcanzado un tamaño similar al noruego en esta actividad. Además, esta adquisición le otorga a BioMar un gran potencial para desarrollar sinergias y tomar ventajas a través del incremento de la escala en la compra de insumos y la utilización de mayores recursos para investigación y desarrollo.

Fuente: http://www.diariofinanciero.cl