HAWAII.- Una piscigranja oceánica en Kona esta enfrentando la oposición a duplicar su capacidad.

 

La empresa indica que sus peces son criados sin un impacto ambiental significativo, y son fuente de ácidos grasos omega-3, sin la presencia de mercurio u otros contaminantes.

Los opositores dijeron que la empresa esta en contra de las tradiciones de los nativos hawaianos, y podrían afectar el ambiente del océano.

Kona Blue Water Farms LLC a solicitado permiso para incrementar el tamaño de sus jaulas, con la finalidad de satisfacer la demanda creciente por pescado, debido a que las poblaciones silvestres están disminuyendo.

Fuente: The Associated Press