Jerez (La Voz Digital). Los barcos amarrados en los puertos y los pescadores abocados al desgüace de sus embarcaciones pintaban hace años un mal panorama para el sector pesquero de la provincia. Sin embargo, los profesionales del mar han puesto sus miras en otra actividad, la acuicultura, y cada vez hay más empresas dedicada a la cría y el engorde de especies en las costas gaditanas.

 

En unos años, esta actividad se ha convertido en la mejor alternativa a la pesca extractiva, en un pilar para el desarrollo económico de la provincia y para la creación de puestos de trabajo y en una apuesta que no para de crecer, apoyada en el hecho de que el consumo de pescado también aumenta progresivamente pese a que los caladeros están cada vez más agotados.

La tendencia al alza de la acuicultura no sólo tiene un componente de desarrollo sostenible para las especies marinas, sino que supone una vía de negocio que aún está en un fase muy primaria y que ha explotado en toda Andalucía. Sin ir más lejos, en Asema (la Asociación de Empresas de Acuicultura Marina de Andalucía) están englobadas el 95% de las empresas de la región que se dedican a la acuicultura, entre las que destacan, además de las de Almería, Huelva, Málaga, Sevilla o Granada, las gaditanas, que suman más de la veintena.

Todas ellas han entrado con fuerza en un sector que ha aprovechado las magníficas infraestructuras y recursos naturales de la provincia (como las antiguas salinas del Parque Natural de la Bahía) y que está surtiendo al mercado de excelentes productos como la dorada, de la que Cádiz es la principal abastecedora. En las granjas marinas, los esteros o las jaulas abiertas de la provincia también se cultivan lubinas, lenguados, almejas o langostinos, así como microalgas. Eso sin olvidar que también hay empresas importantes que se dedican a proveer de ejemplares reproductores, como Cupimar, que es la principal proveedora del sector en toda España.

Y para poner en marcha estos proyectos, que necesitan mucha inversión y un alto componente tecnológico (desde las jaulas hasta la robótica, pasando por alimentadores o ultravioleta), los fondos del Instrumento Financiero de Orientación a la Pesca (IFOP) han sido fundamentales. De hecho, durante el período de 2000 a 2006 llegaron a la provincia 5.625.213 euros de inversión que ayudaron a salir adelante a unas 47 iniciativas en diez localidades de la provincia. En total, la inversión necesaria para sacar adelante todos estos proyectos en estos años fue de 10.646.036 euros.

La localidad en la que se subvencionaron más proyectos fue Chiclana, con once iniciativas empresariales que necesitaban 1.884.872 euros y que recibieron ayudas por valor de 943.578 euros. A ésta le siguen Puerto Real y San Fernando, con nueve proyectos cada una, que sumaron en total 659.460 euros de subvención. En menor escala, pero no menos importantes, los fondos IFOP también desarrollaron proyectos en Algeciras (2), Barbate (6), Cádiz (1), El Puerto (2), La Línea (2), Sanlúcar (1) y Trebujena (4).

Fuente: http://www.lavozdigital.es