(Radio Cooperativa).- Ante las protestas en el sur, los dueños de las salmoneras manifestaron su inquietud al ministro del Trabajo, por el riesgo de perder clientes en el extranjero.

 

Los máximos dirigentes empresariales del salmón reiteraron su preocupación al Gobierno por las violentas movilizaciones que, esta semana, encabezaron los trabajadores del sector, como los empleados subcontratados de Aguas Claras en Calbuco.

Los industriales de uno de los principales productos de exportación se reunieron con el ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade, para manifestarle su temor por la continuidad de las protestas, que concluyeron el pasado miércoles pese a que los funcionarios no quedaron conformes con la mesa de diálogo.

Rodrigo Infante, gerente general de Salmón Chile, gremio que reúne a los empresarios, dijo que esperan seguir conversando con los trabajadores, pero "lo que pasa es que cuando hay este tipo de problemas simplemente no se puede trabajar".

"Por lo tanto para esa empresa específica, los embarques, los despachos que debían hacerse de esos productos no se pudieron hacer y eso por supuesto significa un problema con esos clientes puntualmente", comentó.

"Chile -agregó- tiene una industria del salmón, ha estado trabajando muy exitosamente, colocando esos productos en el mercado y eso significa compromisos que uno tiene con distintos clientes en el tiempo".

Los subcontratados de Aguas Claras exigían que la negociación colectiva que lograron con la empresa se extendiera a las otras dos filiales del holding Antar Fish, lo que fue desestimado por la Dirección del Trabajo, por considerar que se trata de tres compañías distintas.

En tanto, los dirigentes de la Confederación de Trabajadores del Cobre, presididos por Cristián Cuevas, también se reunieron con Andrade y desmintieron que estuvieran asesorando a los salmoneros o formando parte de mesa negociadora, aunque enfatizaron que seguirán apoyando las eventuales movilizaciones.

"Los empresarios tienen que entender que la negociación supraempresa es de una urgencia nacional y 2008 va a estar atravesado por la negociación interempresa y esa, hemos dicho a través de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la vamos a tener en derecho o por los hechos", recalcó.

Cuevas añadió que, "en ese sentido, los empresarios tienen que entender que el país está cambiando y la disposición de los trabajadores es avanzar más, porque es posible", indicó Cuenvas.

El dirigente acusó también a Codelco ante el ministro por no cumplir con los acuerdos alcanzados el año pasado tras la huelga de subcontratados y dijo no se han entregado algunos beneficios, por lo que advirtió que esperarán hasta fin de mes para tener respuestas o, de lo contrario, habrán nuevas protestas.

Fuente: http://www.cooperativa.cl