Los participantes del Dialogo de la Acuicultura de Moluscos organizado por iniciativa de la World Wildlife Fund (WWF) se reunirán este invierno y primavera para desarrollar estándares para certificar los moluscos de crianza en Norte América.

 

Los estándares minimizaran o eliminara los principales efectos negativos de la crianza de moluscos, los cuales fueron acordados por los participantes del Dialogo el último otoño.

Un paso crítico en la creación de estándares es identificar los criterios (por ejemplo cual es el objetivo en la reducción de los impactos negativos de la crianza de moluscos) e indicadores (por ejemplo, los puntos de medición para determinar la extensión de un impacto). Los participantes del Dialogo iniciaron este proceso la semana pasada en Carolina del Norte y continuara con la discusión en Orlando, Florida el 11 de febrero y Providence, Rhode Island el 8 de abril. Otros encuentros se realizaran a finales de este año para proponer los estándares.

Los estándares serán orientados a las almejas, ostras, mejillones y ostiones, todos los cuales se alimentan a través de la filtración. Los bivalvos que se crían aprovechan el fitoplancton que es la base de la cadena alimenticia, lo que elimina la necesidad por alimentos balanceados. También, ellos frecuentemente mantienen el agua limpia por la filtración del sedimento y de los nutrientes.

“Estamos confiados que los diversos actores participaran en nuestros diálogos para desarrollar estándares que, simultáneamente, protejan el ambiente y aseguren que la crianza de moluscos es económicamente viable” dijo Jose Villalon, director del Aquaculture Programme en USA de la WWF.

Bob Rheault, dueño de Moonstone Oyster en Rhode Island, dijo: “Estamos orgullosos de nuestra reputación debido a que estamos trabajando dentro de una industria sustentable y estamos evaluando el trabajo con la WWF para establecer estándares para la acuicultura de mariscos”. Además agregó “Esperamos que este esfuerzo nos ayude a disipar algunas percepciones erróneas sobre la acuicultura de los mariscos”.

Los estándares se concentrarán en los moluscos producidos en Norte América. Los estándares para otras regiones del mundo serán elaborados a través de diálogos que se realizaran a finales de año, en las principales regiones productoras de moluscos. Finalmente, los estándares serán armonizados en un estándar mundial para la industria de los moluscos.

Fuente: Fish Up Date