Central Institute of Freshwater Aquaculture (CIFA) crió con éxito la especie de pez Rohu. Esto se logro a través de la manipulación de las señales ambientales, lo cual es uno de los principales desafíos en el campo de la acuicultura.

 

Los científicos de CIFA fueron capaces de romper las barreras estacionales para la crianza de peces de agua dulce. Ellos creen que este éxito tiene el potencial para encender una transformación revolucionaria en la acuicultura de agua dulce en el país.

Usualmente los productores adquieren los huevos de peces en octubre, pero este avance permitirá que los productores acumulen los alevinos (80 – 100 mm) en sus estanques desde mediados de abril y utiliza al menos cinco meses como periodo de crecimiento, informó CIFA.

Debido a las condiciones ambientales adecuadas para el rápido crecimiento de los peces que prevalecen desde abril a octubre, los productores tendrán mayores beneficios del desarrollo tecnológico, dijo el director Dr. N. Sarangi.

Fuente: The Statesman