QUEZON.- Una reunión nacional de piscicultores, investigadores pesqueros y legisladores para establecer estrategias que contribuyan a mitigar el impacto negativo de la acuicultura y asegurar de esta forma la sustentabilidad de la actividad.

 

El encuentro es auspiciado por la Bureau of Fisheries and Aquatic Resources del Department of Agriculture y PHILMINAQ, y se realizará el 31 de enero en Imperial Palace Suites.

Se espera contar con más de 200 participantes, proviniendo la mayor parte de las unidades de gobiernos locales y organizaciones no gubernamentales envueltas en la acuicultura y con preocupación en el ambiente, instituciones científicas, la academia, Fisheries Aquatic and Resource Management Councils y las agencias del gobierno nacional con intereses en la acuicultura y el ambiente.

PHILMINAQ es un proyecto financiado por la Unión Europea que tiene como objetivo principal el de incrementar las capacidades del gobierno de Filipinas, en el monitoreo, control y aplicación de la acuicultura en una forma sustentable dentro del Code of Conduct for Responsible Fisheries de FAO.

La tarea de implementar el proyecto PHILMINAQ están a cargo de Bureau of Fisheries and Aquatic Resources (BFAR), UP-Marine Science Institute, Scottish Association of Marine Science and the AkvaPlan-Niva de Noruega.

Malcolm Sarmiento, director de BFAR, dijo que su visión para la acuicultura en Filipinas es que provea más alimento, más empleo y mayores divisas, en vez de una acuicultura que destruye el hábitat, contamina e induce a catástrofes como la muerte de los peces.

“A inicios de este año, la implementación de la acuicultura orgánica se intensificará. BFAR introducirá especies de peces amigables con el ambiente como gourami gigante, carpa herbívora, bangus y nuevas líneas de tilapia que se alimenten de alimentos orgánicos, plantas acuáticas y algas filamentosas” expresó Sarmiento.

Fuente: The Fish Site