Lionel Wijesiri.
La acuicultura viene desarrollándose rápidamente en ambientes dulceacuícolas, principalmente en Asía.

 

Hoy, China es el líder en la producción de la acuicultura en agua dulce en Asía y en el mundo; este país provee el 78% del total de producción acuícola en agua dulce de asía y el 74 % del total mundial.

En la última década la producción en otros países Asiáticos también se ha incrementado rápidamente; Vietnam tiene la tasa de crecimiento mas alta (15%), seguida por Bangladesh (13%) y Tailandia (9%).

Este incremento en la producción de peces de agua dulce es atribuible principalmente, a la expansión de las áreas de producción y las mejoras en la producción, asociados con la intensificación de las prácticas acuícolas.

Los países en el sur y sureste de Asia están dotados  con cuerpos de agua continentales, y numerosas especies de peces, y por consiguiente, ellos tienen un enorme potencial para la producción de la acuicultura en agua dulce, contribuyendo a la seguridad alimentaria, nutrición, generación de empleo, y alivio de pobreza rural.

Reconocidos estos elementos positivos, los sucesivos gobiernos de Sri Lanka han dado prioridad al desarrollo de la acuicultura en los planes de corto y mediano plazo.

Una de las políticas fue la introducción de tilapia en los reservorios poco profundos y altamente productivos  en la década del 50 del siglo pasado, lo que condujo al establecimiento de una pesquería artesanal.  Las producciones de esta pesquería se incrementaron progresivamente hasta alcanzar las 40,000 t en 1989, proviniendo el 90% de la producción de solo los 74 reservorios más grandes.

Sin embargo, en el 2005 la producción se desplomo a 32,830 t.

Se estima que en la producción acuícola, Sri Lanka solo ha explotado el 10% de su potencial.  Hay un vasto potencial para la acuicultura de agua dulce en los sistemas de irrigación, y en lagos, reservorios, ríos y pantanos.

¿Qué hicimos mal? Una de las razones es el retraimiento de cuatro años del patrocinio estatal desde finales de los años 80. Aunque no hay estadística disponible, hay una disminución dramática en la captura en muchas de las especies nativas.

Ensayos para revitalizar el programa continúan siendo obligatorios principalmente por la pobre disponibilidad de semilla.

No existe producción privada o comercial, lo que actualmente existe y la mayoría de las instalaciones de producción han sido reconvertidas a la más lucrativa industria de exportación de ornamentales.  Este escenario sugiere que bajo las condiciones actuales, hay un escaso interés del sector privado para incursionar en la producción de semilla de peces.

Si miramos a nuestro vecino India, podemos aprender de unas buenas lecciones de cómo promover el desarrollo de la acuicultura en agua dulce: En la actualidad, India esta poniéndose a la cabeza, de lo que ellos llaman “Revolución Azul”, el rápido incremento en la producción de peces en pequeños estanques y cuerpos de agua se ha convertido en un boom para los pequeños productores. Su producción de acuicultura en agua dulce viene creciendo a 6% al año.

¿Cómo los indios alcanzaron este incremento? El secreto fue simple. El cultivo de peces fue un arte en India. Ellos convirtieron esto en ciencia. Las autoridades iniciaron el desafío de cambiar lo que fue una tradición menor en las villas a una ciencia que pueda incrementar la producción de peces por volumen de agua.

Ellos también enseñaron a los productores como arreglárselas con los problemas inevitables que se presentan con la producción más intensiva, como alimentar económicamente a los peces y como combatir el brote de enfermedades.

Frecuentemente, los planes de nuevas áreas que están siendo subutilizadas son ineficiente, un problema común para muchos países en desarrollo. Así el sector puede requerir un nuevo enfoque para realizar sus objetivos. Este enfoque debe depender de nuestros planes nacionales de desarrollo, objetivos y aspiraciones.

El desafío es el desarrollo de un enfoque, realista y alcanzable, dentro del contexto social, económico, ambiental y político actual. El enfoque no solo debe concentrarse en el incremento de producción, también debe considerar la producción de productos aceptables y accesible para todos los sectores en la sociedad.

Por último, el desarrollo de la acuicultura en Sri Lanka dependerá sobre las mejoras en las investigaciones adaptativas y la gestión.

Como no tenemos un alto nivel de expertise, entrenamiento y tecnología, debemos beneficiarnos de la experiencia y tecnología de otros países como se indica en Bangkok Declaration and Strategy for Aquaculture Development Beyond 2000.