(Pesca2). La necesidad de crear este archivo radica en la dispersión de los pequeños productores centroamericanos y en las pocas infraestructuras existentes para los desembarcos, lo que dificulta disponer de datos y estadísticas.

 

La Consellería de Pesca e Asuntos Marítimos esta colaborando con Centroamérica en la elaboración de un registro pesquero con información actualizada de la zona. Esta actuación se enmarca en un proyecto de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y de la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA).

El departamento que dirige Carmen Gallego aporta asistencia técnica para la elaboración de un registro con el que se pretende apoyar la sistematización de la información pesquera centroamericana y así asegurar una gestión regional de la actividad marinera y acuícola. De hecho, un técnico de la Consellería ya viajo a Panamá y está previsto que en las próximas semanas se desplace más personal del departamento autonómica al Istmo Centroamericano.

Los siete países que se beneficiarán con esta actuación (Belice, Costa Rica, O Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá) consideran fundamental la colaboración de Pesca como entidad asesora en el diseño del registro dada la amplia experiencia de la Administración gallega en materia pesquera.

Estas visitas permitirán realizar un diagnostico y un planteamiento metodológico acorde con las realidades de estos países, siendo la finalidad de los mismos determinar los datos que deben recogerse y el procedimiento para hacerlo junto con al definición de modo de operar del registro.

La necesidad de crear este archivo radica en la elevada dispersión de los pequeños productores pesqueros centroamericanos y en las pocas infraestructuras existentes para los desembarcos, lo que dificulta disponer de datos y estadísticas que determinen la situación actual de los recursos y tendencias futuras.

Una vez creado el registro, para lo que se contará con apoyo de la Consellería de Pesca desde que la fase inicial de definición de metodologías y rutas, así como en el diseño del modelo, se procederá a su actualización y a la alimentación de la base de datos. Para esto, se espera que el archivo sea institucionalizado en los siete países y también a nivel regional, de forma que los distintos gobiernos centroamericanos consideran prioritaria su creación.

El objetivo es que al término del proyecto, previsto para diciembre de 2007, al menos cuatro de los siete países implicados tengan una base de datos fiable sobre el número de embarcaciones, pescadores y capturas, mientras que los restantes estén en proceso de conseguirla. Además, se pretende que se consolide el registro único como herramienta en la toma de decisiones de OSPESCA y que se disponga de los instrumentos necesarios para la actualización periódica y eficiente de los sistemas nacionales de la información y registro pesquero.

Tres ejes para reorientar el rumbo de la pesca

La región centroamericana defiende el impulso de tres ejes para orientar el rumbo de la pesca y la acuicultura: la política regional, el Tratado Marco Pesquero Centroamericano y el fortalecimiento de la institucionalidad. Con el primero de ellos se busca establecer un sistema regional común para aumentar la participación de los países y así contribuir al uso adecuado y sostenible de los recursos.

Así mismo, es precisa la revisión y actualización del Tratado Marco Pesquero Centroamericano, al tiempo que se considera necesaria una institucionalidad muy definida y fortalecida, algo que será posible en la medida en la que haya registros, datos y estadísticas que permitan determinar la situación actual y las tendencias para la toma de decisiones.

Es en este apartado donde se llevará a cabo la colaboración de la Consellería de Pesca, ya que la dispersión de los pequeños productores pesqueros centroamericanos y las pocas infraestructuras existentes para los desembarcos dificultan la recolección y el manejo de datos tanto en aguas marinas como continentales. De hecho, se estima que la región tiene alrededor de 100.000 pescadores artesanales y unos 3.500 pequeños productores acuícolas que no adoptan hacer entrega de información y a los que se quiere concienciar de la conveniencia de aportar datos realices a la hora de asegurar un uso sostenible de los recursos.

 

Fuente:  http://www.pesca2.com