Un nuevo estudio científico, presentado la semana anterior, sobre los modelos de comportamiento del bacalao en el fiordo Arnarfjördur en los West Fjords, mostraron que existen grandes oportunidades para la piscicultura en los fiordos de Islandia.

 

Durante el estudio, el bacalao fue alimentado con capelin y como un resultado los peces permanecieron encerrados en la estación de alimentación en grupos en donde ellos podrían ser capturados fácilmente.

El estudio fue presentado por el ictiólogo Björn Björnsson en una conferencia sobre el bacalao en aguas de Islandia, en el Hotel Loftleidir en Reykjavík.

Si esto tiene éxito, la piscicultura podría ser una solución a los problemas de las villas pesqueras, debido a la reducción de la cuota de pesca de bacalao.

Fuente: Iceland Review