Santiago (Europa Press). Un total de 42 instalaciones acuícolas disponen de concesión del Ministerio de Medio Ambiente para estar instaladas total o parcialmente en la zona de dominio público marítimo terrestre de la costa gallega, según datos de la Dirección General de Costas a los que ha tenido acceso Europa Press.

 

Las instalaciones se reparten en las tres provincias costeras de Galicia -16 en La Coruña, otras 15 en Pontevedra y 11 en Lugo- y sus concesiones tienen un plazo muy distinto en cada uno de los casos. Así, la autorización para alguna de estas plantas acuícolas ya ha vencido, mientras que en otras se prolonga hasta 2028.
 
El Ministerio de Medio Ambiente es el encargado de otorgar a los propietarios la concesión de ocupación del dominio público marítimo-terrestre. En caso de ser favorable, la Xunta solicitará el informe preceptivo de la Demarcación de Costas, que deberá emitirse en un plazo de dos meses. Dicho informe incluirá el pronunciamiento sobre la viabilidad de la ocupación, así como las condiciones en que ésta se otorga.
 
Es entonces cuando la Xunta oferta al peticionario las condiciones que debe cumplir para que le sea concedida la autorización de la actividad, así como las que imponga la Dirección General de Costas para la concesión. En caso de que el interesado acepte dichas condiciones, se tramita el expediente directamente a la Dirección General de Costas.
 
Una vez otorgada la concesión, el Ejecutivo gallego concede la autorización de la actividad, publicándose la resolución en el Diario Oficial de Galicia. La duración de la autorización generalmente es de 10 años, prorrogables hasta treinta o cincuenta años como máximo, aunque en el caso gallego existen muchas diferencias.
 
Situación de las granjas
Así, hay instalaciones acuícolas cuya concesión finaliza en el año 2026, como la granja de cultivo de rodaballo que Insuamar tiene en Xove (Lugo); o incluso hasta el año 2028, como sucede con la planta que tiene Stolt Sea Farm en Lira, en el municipio coruñés de Carnota, que ocupa 1. 102 metros cuadrados de dominio público marítimo terrestre.
 
La multinacional noruega tiene otra planta de mayor superficie en el mismo ayuntamiento, concretamente en Quilmas, cuya concesión finaliza en 2009. El Ministerio de Medio Ambiente ya ha anunciado su intención de no renovarle las concesiones de las dos plantas de que dispone en Ribeira (La Coruña), que ocupan más de 3.000 metros cuadrados y que vencieron en 2005 y 2006. En la misma situación se encuentra su planta de Muxía, de casi 10.000 metros cuadrados.
 
A lo largo de este año también finalizan las concesiones de la planta que tiene Luso Hispana de Acuicultura en Valdoviño (La Coruña), y la Granja Marina San Felipe, en Ferrol. Incluso el cluster de la acuicultura que la Xunta tiene en el lugar ribeirense de Couso debe contar con concesión, que finaliza en 2010.
 
En tramitación
Además, un total de 14 granjas marinas no han completado todos los trámites de la concesión. Así, está en tramitación en la provincia de La Coruña una instalación de Galician Marine Acuiculture en Muros, mientras que en Lugo están en tramitación una granja y dos ampliaciones de Insuamar en Xove.
 
Esta empresa acapara siete de las 11 concesiones de acuicultura de la provincia, en la que también falta por resolver por parte de la Xunta las concesiones otorgadas por Costas a una planta de Culmain en Foz y otra de Acuinor en Ribadeo.
 
En Pontevedra, están pendientes del otorgamiento de la Consellería de Pesca tres parques de cultivo en Cambados, tres más en O Grove y otro en Vilaboa, así como la prórroga de otra concesión en Sanxenxo,que ya ha recibido el informe favorable de la Dirección General de Costas.